El campo sigue su campaña contra Heller y el banco Credicoop para oponerse al impuesto a la riqueza

Productores agropecuarios del Norte de la provincia de Buenos Aires llamaron a cerrar cuentas en la entidad bancaria por el proyecto de ley que impulsa el legislador oficialista

 

El banco Credicoop es el blanco de un boicot de protesta lanzado por productores agropecuarios. Su presidente, el diputado oficialista Carlos Heller, es el el principal impulsor del proyecto de Ley de Impuesto a la Riqueza que, se quejan en el campo, afecta particularmente al sector. El llamado es a cerrar cuentas, retirar depósitos y dejar de operar con la entidad financiera cooperativa.

La protesta contra el banco cooperativo la inició un colectivo de organizaciones ruralistas. Por un lado organizaciones de las localidades bonaereneses de Roca, Arejo, Baradero, San Pedro y Arrecifes llamaron a actuar contra la entidad.

La Asociación Argentina de Productores Autoconvocados adhirió y llamó a “dejar de operar, retirar fondos y cerrar cuentas en el Banco Credicoop Cooperativo Limitado”.

También la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor).

“Desde Apronor decidimos acompañar la brillante iniciativa de las Asociaciones de Productores y Sociedades Rurales de la Región Pampeana, solicitamos a nuestros productores y a todos los ciudadanos argentinos que no soportan más la altísima presión impositiva, a cerrar sus cuentas y toda operatoria mantenida con el Banco Credicoop en señal de rechazo a la iniciativa de creación de este nuevo impuesto a la inversión. Agradecemos a los empleados del banco por los servicios dispensados, nos sentimos incómodos en la entidad pero no por ustedes si no por la persona que la preside. Sr. Heller, no hay nada más democrático que la decisión de irse de donde uno no se siente cómodo”, dijeron en un comunicado.

La iniciativa generó la reacción de ex funcionarios de Cambiemos, hoy en la oposición.

 

“Feo eso de q promuevan sacar los depósitos de un banco. Yo lo viví en carne propia cuando en 2012 Carlos Heller militó la Ley Conti que le sacó el 40% de los depósitos al Banco Ciudad. Años después se dictaminó que la ley era inconstitucional pero del daño nadie se hizo cargo”, escribió el ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger.

También el ex ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, también se refirió al caso.

“1. El proyecto de impuesto al patrimonio es malo: va a destruir inversión y empleo privado. Confunde foto con película 2. Ser presidente de un banco y legislador genera conflicto de intereses (en proyectos de sistema financiero y equidad tributaria de cooperativas, por ejemplo). 3. Cada cliente elige el banco que quiere, todo el tiempo. Un derecho individual y problema de cada banco. 4. Acciones colectivas que atacan lo privado para cambiar conductas públicas claudican ante lo que critican (creo). Mejoremos el debate para mejorar las políticas”, dijo por su parte.

 

Desde Credicoop, mientras tanto, dijeron que la iniciativa ruralista no está teniendo un impacto significativo en su negocio. Voceros de la entidad dijeron a Infobae que no tienen movimientos relevantes de clientes.

Pero el propio Heller, presidente de la entidad y blanco de la protesta, dio una entrevista radial en la que se refirió al tema como “una locura”.

“Esas sociedades rurales nunca tuvieron cuenta en el Credicoop, es decir, que estaban llamando a cerrar una cuenta que nunca habían abierto, se estaban dirigiendo a otros. Y entonces, me parecía que no tenía sentido amplificarlo”, dijo en conversación con radio La 990.

Atribuyó además la protesta a “un desconocimiento profundo, no entienden bien lo que es una cooperativa, porque vincularme a mí con la entidad, es decir, es el sentido que tienen ellos de la propiedad, del dueño. Yo presido el Consejo de Administración de una entidad cooperativa y tengo que revalidar todos los años mi título en una asamblea”, comentó.

“En todo caso Heller, que defiende un determinado proyecto, que forma parte de una determinada corriente política, que preside un partido político puede generar apoyos y rechazos, pero esta cosa vengativa, represora, sanciona, yo no le quiero poner adjetivos, pero es jodida. Entonces, además es profundamente antidemocrática porque en definitiva no están de acuerdo con una ley, con un proyecto que se está discutiendo y que se va a aprobar si tiene mayorías parlamentarias que son la expresión de la voluntad popular”, dijo.(FUENTE:INFOBAE)

A %d blogueros les gusta esto: