El compromiso como conductores responsables nos ayuda a evitar siniestros viales en giros y en rotondas

En el marco del Plan Estratégico en Materia de Seguridad Vial que lleva adelante el gobierno municipal, se promueve de manera permanente la educación vial mediante un conjunto de acciones y mecanismos que garantizan el buen funcionamiento de la circulación del tránsito.
La Ley Nacional de Tránsito 24.449 indica en su Artículo 43 sobre Giros y Rotondas que para realizar un giro debe respetarse la señalización y observar reglas tales como advertir la maniobra con suficiente antelación, mediante la señal luminosa correspondiente que se mantendrá hasta la salida de la encrucijada.
A su vez, destaca la importancia de circular desde treinta metros antes por el costado más próximo al giro a efectuar, reduciendo la velocidad paulatinamente, girando a una marcha moderada y, reforzando con la señal manual cuando el giro se realice para ingresar en una vía de poca importancia o en un predio frentista.
Si se trata de una rotonda, la circulación a su alrededor será ininterrumpida sin detenciones, dejando la zona central no transitable de la misma, a la izquierda.
Es de vital importancia recordar que tiene prioridad de paso el que circula por ella sobre el que intenta ingresar, debiendo cederla al que egresa, salvo señalización en contrario.

A %d blogueros les gusta esto: