El Consejo Agroindustrial cruzó a Vallejos: “Exportar no es una maldición, sino una bendición”

José Martín, vocero del CAA, propuso «discutir cuál es el impacto real de los precios externos en la economía interna» y aseguró que el impacto de las commodities “no es muy importante”.

El presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), José Martins, propuso “discutir concienzudamente cuál es el impacto real del precio” de las materias primas en el mercado interno y afirmó que “la incidencia no suele ser muy importante”. Así, salió al cruce de críticas de economistas afines al Gobierno, entre ellos la diputada nacional Fernanda Vallejos, que provocó una polémica días atrás cuando afirmó que “tenemos la maldición de exportar alimentos, de modo que los precios internos son tensionados por la dinámica internacional”.

“Las expectativas del sector agroindustrial para este año son inmejorables”, indicó Martins, al tiempo que sostuvo que “contrariamente a lo que piensan algunos del sector político, para nosotros es una bendición ser productores de alimentos y poder proveer al mundo algo que se necesita y que por una coyuntura especial tiene precios muy buenos”.

De esta manera respondió al planteo de algunos economistas como la diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos, y los del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) que advirtieron sobre la incidencia de los valores internacionales de los commodities en los precios internos de los alimentos.

“Ecuación correcta”

Martins remarcó que “Argentina está bendecida por este aumento de precios internacionales que va a mejorar la rentabilidad de quienes apuestan a trabajar, el ingreso de divisas, y la recaudación fiscal, en un momento en que las cuentas públicas están desbalanceadas por el tema de la pandemia”.

“Tenemos que hacer la ecuación correcta de cuál es el impacto real de la suba de estos precios dentro de los costos de la fabricación de cada alimento”, subrayó Martins, quien consideró que “no hay que caer en cuentas rápidas, hay que discutir concienzudamente cuál es el impacto real del precio del trigo en la elaboración del pan, de las medialunas, de la pasta”.

Aseguró que “la incidencia de estas materias primas no suele ser muy importante” porque precisó que “además hay industrialización, los combustibles se incrementan mensualmente, hay un ritmo devaluatorio también mensual, están las paritarias y la inflación general”.

Por lo tanto, sostuvo que “hay que ser medidos y no generar tensiones políticas diciendo que esta bendición de los precios internacionales es la culpable de la inflación, no es correcto”.

Consideró que “hay que tener un diálogo racional y que los economistas vean los números de impacto”, y puntualizó que “gracias a esta suba de precios, el Ministerio de Economía recaudará mucho más de lo que tenía pensado por retenciones a las exportaciones”. (DIB) MM

A %d blogueros les gusta esto: