El FMI avala planteo de Guzmán para bajar tasas por deuda pero se muestra escéptico

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, dijo hoy que el actual “es el momento oportuno” de evaluar la propuesta argentina de reducir o eliminar el sobrecargo de tasas aplicadas a los préstamos, pero defendió el esquema actual y dijo que luego se verá si hay consenso entre los países miembros para propiciar algún cambio.

En una conferencia de prensa en el marco de la Asamblea de Primavera del Fondo y el Banco Mundial, que se realiza este año en forma virtual por la pandemia, Georgieva se refirió a las prioridades de la agenda global del organismo y respondió preguntas sobre temas puntuales, como por ejemplo la revisión del sobrecargo de tasas que impulsa la Argentina.

El Gobierno busca que el Fondo modifique su política de sobrecargos en la tasa de interés por la deuda, algo que obviamente beneficiaría a Argentina en la renegociación de los 44 mil millones de dólares que se deben al organismo por el préstamo que se otorgó a Argentina en 2018, durante la administración de Mauricio Macri.

La vicepresidenta Cristina Fernández puso el asunto de relieve en un discurso el 24 de marzo, cuando dijo que el organismo debe ofrecer mayor plazo de pago y menor tasa de interés para un nuevo programa porque las actuales condiciones son “inaceptables”. En la actualidad, Argentina paga una pasa del 3% por su deuda.

Guzmán es uno de los impulsores de esta idea y hoy la expuso en la reunión de ministros del G-20, como ha hecho en encuentros anteriores. Además, la iniciativa fue formalmente presentada el lunes en el G-24, el foro de los países en vías de desarrollo, del que Argentina también forma parte.

Consultada sobre el tema, Georgieva dijo que “Guzmán trae el tema cuando el Fondo va a hacer su revisión periódica de las tasas y es el momento en cuando este tipo de cuestiones pueden ser discutidas”.

Sin embargo, explicó que “hay una razón sobre cual el Fondo introdujo en el pasado esos sobrecargos para los casos de acceso excepcional y es crear un incentivo para países para moverse dentro y fuera del programa de la manera más efectiva y rápida posible”.

Agregó que “dado que el Fondo es una institución prestamista de países que más bien afrontan dificultades, esto significa un alto riesgo y eso requiere al Fondo también construir principios, para los miembros, no para el directorio, para construir fortaleza a través de equilibrios preventivos. Eso es en el sentido del manejo prudente de los recursos del Fondo. Pero, como dije, habrá una revisión por parte de los miembros y se verá cual es el consenso de los miembros”.

También se le preguntó sobre si era posible que un acuerdo se extendiera más allá de octubre (luego de las elecciones legislativas) y evitó dar precisiones. Dijo que había un “diálogo constructivo” entre los dos equipos y que continuarán trabajando. “Los dos equipos acordamos en una serie de principios amplios para el programa y continuaremos trabajando. Seguiremos avanzando y cuando haya un acuerdo se lo llevaremos al board de directores”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: