El Frente de Todos busca aprobar esta semana el Impuesto a la Riqueza

Buscará tratarlo en la sesión del próximo miércoles. La iniciativa alcanzaría a 10 mil personas con patrimonios superiores a los $ 200 millones y prevé recaudar $ 300.000 millones.

El Frente de Todos intentará avanzar la próxima semana en la aprobación del impuesto a las Grandes Fortunas en la cámara de Diputados, y para ello contaría con el apoyo de bloques minoritarios.

El proyecto, que prevé el pago de una contribución especial a quienes posean patrimonios personales superiores a los $ 200 millones, será tratado nuevamente el lunes en la comisión de Presupuesto y Hacienda, en donde el debate había comenzado el jueves.

Según se prevé, el Frente de Todos impondrá su número y aprobará un dictamen de la normativa, por lo que dos días más tarde, en la sesión del miércoles, estaría en condiciones de ser tratado.

El oficialismo lograría la mayoría para aprobar el proyecto gracias al apoyo del bloque que responde al excandidato presidencial Roberto Lavagna (que introdujo modificaciones en el articulado para destinar parte de lo recaudado en ayuda a Pymes) y otras bancadas minoritarias de extracción peronista. No obstante, resta saber qué actitud tomará Juntos por el Cambio, puesto que el acuerdo alcanzado para la continuidad de las sesiones virtuales incluía la posibilidad de que, por pedido de alguna bancada, el debate sea presencial, en un espacio más grande que el recinto de Diputados.

Los autores de la iniciativa prevén que el aporte alcanzaría a unos 10.000 contribuyentes, y esperan recaudar unos $ 300.000 millones. El proyecto prevé el cobro de una tasa del 2% a los patrimonios de las personas físicas que al 31 de diciembre hayan alcanzado los $ 200 millones. Esa tasa se elevará al 2,25% en casos de fortunas entre $ 300 y 400 millones, al 2,5% entre $ 400 y 600 millones y al 2,75%, entre $ 600 a 800 millones.

Finalmente, subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre $ 800 y 1500 millones, al 3,25% para fortunas de $ 1.500 a $ 3.000 millones, y a partir de esa cifra será del 3,5%. Además, se fija que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondería; pero si la persona trae el 30% de sus tenencias financieras que tienen declaradas afuera, el diferencial se elimina y paga por todo como si lo tuvieran en el país

El proyecto señala además: “El 20% de la recaudación se destinará a la compra y/o elaboración de equipamiento e insumos críticos para la emergencia sanitaria, 20% a las pymes, un 15% a los programas para el desarrollo de los barrios populares, un 20% a becas al programa integral de becas Progresar y un 25% programas de exploración y desarrollo de gas natural, a través de Enarsa”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: