El Gobierno bonaerense asistirá a los intendentes para el pago de sueldos

El auxilio se dará ante la caída de recaudaciones locales. Se decidió hoy en una doble ronda de encuentro con alcaldes

El gobierno bonaerense asistirá a los intendentes en el pago de los sueldos de este mes, luego de que las comunas experimentaran una caída de la recaudación del orden del 50%. También habrá ayuda financiera para asegurar “el funcionamiento básico” de los Estados locales en la lucha contra la pandemia de  coronavirus y un fondo especial para atender a sus sistemas sanitarios.

La ayuda extraordinaria fue dispuesta luego de una doble ronda de reuniones que sostuvo hoy el gobernador Axel Kicillof con alcaldes del oficialismo primero y la oposición después, tras lo cual fuentes del Ejecutivo confirmaron a DIB que la ayuda buscará asegurar en primer lugar el pago de sueldos y que se atenderá la situación particular de cada municipio según su necesidad.

El origen de los fondos es nacional, producto de una negociación del gobernador con el presidente Alberto Fernández que adelantó DIB. En principio, se dispondrá de un total de unos $ 4 mil millones para girar a las comunas, aunque en la provincia aseguran que ese monto es provisorio y que podría ampliarse en los próximos días, ya que las conversaciones de Kicillof con el Presidente continúan.

De esos fondos, 1.000 millones se girarán por el Coeficiente Unico de Distribución, que se usa para repartir la coparticipación,  mientras que los 3.000 restantes serán por préstamo del Banco Provincia, con tres meses de gracia a tasa 0, pagadero en 18 meses. “Sobre este punto, resta definir por parte de la Provincia la modalidad de distribución”, dijeron los alcaldes de Juntos por el Cambio.

Desde la oposición, en tanto, deslizaron cierto fastidio porque esperaban un paquete mayor para las municipalidades, y aseguraron que en el encuentro, Kicillof les dijo que la Nación girará a la Provincia 1.600 millones adicionales, que no formará parte del reparto con los  intendentes. En ese marco, mostraron, lejos de los micrófonos, cierta disconformidad con el esfuerzo fiscal de la provincia para auxiliarlos.

Fuentes del Ejecutivo, mientras tanto, rechazaron esos argumentos y señalaron que la totalidad de los fondos habían sido originalmente dispuestos para el tesoro provincia y que fue una decisión de Kicillof girar parte a las comunas. Además, deslizaron que la Provincia ya está en un muy fuerte plan de austeridad, que implica diferir pagos a compañías que prestan servicios al estado o retrasar pagos de subsidios no sociales, como los que se destinan a empresas de transportes.

Según la provincia, con la ayuda se garantizará que “todos” los intendentes puedan pagar los sueldos a fin de mes.

Pero  también habrá auxilio financiero para que las intendencias afronten gastos generales, según informó la Provincia. También e creará un fondo especial destinado a afrontar gastos sanitarios. De estos dos últimos ítems, sin embargo, aun no se conocen criterios de distribución ni monto global.

Los intendentes oficialistas que estuvieron con el gobernador son mandatarios Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Fernando Espinoza (La Matanza), Mariano Cascallares (Alte. Brown), Mario Secco (Ensenada), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Gustavo Menéndez (Merlo).

Mientras que en el segundo encuentro el Gobernador dialogó con los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Jaime Méndez (San Miguel), Miguel Fernández (Trenque Lauquen), Julio Garro (La Plata), Maximiliano Suescun (Rauch), Daniel Cappelletti (Brandsen) y Manuel Passaglia (San Nicolás). (DIB) AL

A %d blogueros les gusta esto: