El Gobierno lanzó una batería de medidas para reforzar los controles en la frontera y los aeropuertos

Nuevas tecnologías, controles exhaustivos en coordinación con otros países, fronteras menos porosas y programas de fomento a una inmigración ordenada. El Gobierno puso en marcha una batería de medidas destinadas a lograr una «Argentina más segura» y evitar problemas migratorios en los ingresos al país.
Por medio de diferentes iniciativas que impulsa la Dirección Nacional de Migraciones, el gobierno nacional avanza hacia un esquema de control de fronteras e ingresos en los aeropuertos de la Argentina más riguroso y en línea con las medidas de seguridad de los países más desarrollados.
Según expresaron a Infobae fuentes calificadas del gobierno, la Dirección de Migraciones que dirige Horacio García y que depende del ministro del Interior Rogelio Frigerio, la Argentina contará en lo inmediato con un esquema de control migratorio más moderno y destinado a dar mayor seguridad en el ingreso de extranjeros.
«La idea es que haya pasos fronterizos y aeropuertos más seguros para estar a la altura de los países del primer mundo y generar así un país más confiable», explicó un funcionario del gobierno que trabaja en este proyecto.
Entre las medidas que dispuso la Dirección Nacional de Migraciones recientemente y aquellas propuestas que se verán en lo inmediato figuran los siguientes temas:
Puertas biométricas. Desde el año pasado que el gobierno instaló 6 puertas biométricas en diferentes aeropuertos del país y pasos fronterizos para agilizar la circulación de viajeros y ofrecer un sistema más seguro de reconocimiento de datos. Ahora la intención del gobierno es instalar otras 15 puertas biométricas en el aeropuerto de Ezeiza, en la salida de Buquebús en Buenos Aires, en el puesto de Migraciones de Colonia y en Rosario. Así se buscará un control más exhaustivo de pasajeros.

Sistema biométrico. En paralelo a las puertas biométricas se instalará en los pasos fronterizos más relevantes del país un sistema informático de control biométrico manejado por personal de Migraciones que servirá para el reconocimiento facial y evitará problemas de control de identidad por el desgaste en la huella dactilar de los que ingresen al país. «Ahora ya no habrá justificación para no pasar por pasos fronterizos no habilitados. En muchos casos los que ingresaban al país veían que había una demora en los pasos legales por lo que iban por un paso no habilitado. Ahora ya no habrá excusas», dijo un funcionario del gobierno. Así, este sistema se aplicará en una primera instancia en los centros de control de migraciones de Iguazú, Formosa y Paso de los Libres que son los que mayor flujo migratorio tienen por tierra.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: