El Gobierno pidió la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime por el coronavirus

La Cámara de Casación debe decidir si el ex Secretario de Transporte del kirchnerismo sigue o no detenido en la cárcel de Ezeiza. En el escrito, se afirma que la salud del ex funcionario «se encuentra en estado crítico y agravándose constantemente por sus condiciones de detención”

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, presentó un escrito ante la Cámara Federal de Casación Penal para solicitar -debido a la pandemia de coronavirus- la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, quien está detenido en la cárcel de Ezeiza.

La presentación firmada por Pietragalla y por Mariano Przybylski, director Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional de la secretaría de Derechos Humanos, se realizó en carácter de “Amicus Curiae» y para respaldar los solicitado por Jaime. La Corte Suprema de Justicia de la Nación en 2004 señaló que la figura del “amigo del Tribunal” es “un provechoso instrumento destinado, entre otros objetivos, a permitir la participación ciudadana en la administración de justicia, el Tribunal considera apropiado que, en las causas en trámite ante sus estrados y en que se ventilen asuntos de trascendencia institucional o que resulten de interés público, se autorice a tomar intervención como Amigos del Tribunal a terceros ajenos a las partes, que cuenten con una reconocida competencia sobre la cuestión debatida y que demuestren un interés inequívoco en la resolución final del caso, a fin de que ofrezcan argumentos de trascendencia para la decisión del asunto”.

Los funcionarios del gobierno nacional hicieron la presentación –a la que accedió Infobae– en la que establecieron que “esta Secretaría de Derechos Humanos de la Nación cuenta con un interés legítimo en que se le otorgue la prisión domiciliaria al Sr. Ricardo Raúl Jaime, toda vez que en caso de que persista su detención intramuros, el Estado argentino podría ser responsable internacionalmente por la violación de las obligaciones asumidas relativas a la libertad de las personas, a su integridad psicofísica, la salud y la prisión humanitaria de las personas privadas de su libertad…”.

Jaime tiene 65 años. Está condenado en varios casos de corrupción. El primero por robar pruebas en un allanamiento. El segundo por haber admitido cobrar coimas de empresarios a los que debía controlar. El tercero es la Tragedia de Once. En diciembre de 2015 el Tribunal Oral Federal 2 lo condenó por su responsabilidad en el choque del tren del Ferrocarril Sarmiento.

En abril de 2016 fue detenido por el orden del juez federal Julián Ercolini en un caso en el que se lo acusa -junto al ex ministro de Planificación Julio De Vido,-por la compra de trenes chatarra en España y Portugal. En mayo de 2018 la Cámara de Casación confirmó la condena por la Tragedia de Once y le fijó una pena de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo por la suma de los otros dos casos en los que ya había sido condenado. En octubre de 2018 la Casación rechazó el recurso extraordinario presentado para apelar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y entonces fueron encarcelados todos los imputados que debían cumplir condenas por su responsabilidad el choque del 22 de febrero de 2012. Queda por resolver en la Corte Suprema de Justicia de la Nación el recurso de queja contra las condenas presentados por los imputados.

(Fuente: Infobae)

 

A %d blogueros les gusta esto: