El Gobierno ratificó la postulación de Rafecas pese a las negativas del Kichnerismo

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo que la candidatura «no varió ni se está discutiendo». Pero el kichnerismo en el Congres rechazó una propuesta de Juntos por el Cambio para designarlo en reemplazo de Eduardo Casal.

El Gobierno volvió a expresar hoy su respaldo a la candidatura del juez federal Daniel Rafecas como procurador general de la Nación luego de que el ala kirchnerista del oficialismo en el Congreso defendiera su decisión de mantener congelado el pliego del postulante que envió el presidente Alberto Fernández al Senado.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo este martes que “el candidato sigue siendo Rafecas, eso no varió ni se está discutiendo”, aunque al mismo tiempo defendió el proyecto que impulsa el Frente de Todos para reformar la Ley del Ministerio Público Fiscal y que cambiaría las condiciones de la designación del jefe de los fiscales.

“Hay un proyecto de ley que tiene bastante avance y que tiene incorporadas muchas de las cosas que planteaba la oposición. Ya se está por definir ese nuevo marco normativo para el funcionamiento del Ministerio Público Fiscal, y lo adecuado es que quien termine siendo designado cumpla con ese nuevo marco normativo”, sostuvo Cafiero.

En declaraciones radiales, el ministro coordinador recordó que “Rafecas habló de un consenso, de que quería ser un procurador por consenso. Él lo deberá generar a partir de su exposición en la Comisión de Acuerdos” del Senado.

El funcionario nacional se expresó así luego de que el último lunes, en una reunión de la Comisión Bicameral de Control del Ministerio Público el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade criticara a Juntos por el Cambio por haberse comprometido a apoyar la designación de Rafecas.

“Ahora dicen que van a acompañar pero durante el 2020 lo único que hicieron fue trabar la reforma judicial y mantener a (el procurador general interino Eduardo) Casal”, sostuvo Tailhade, al tiempo que consideró que ese cambio de postura en la oposición es porque el proyecto de reforma “puede salir”.

En este sentido, el diputado agregó: “Le pido al Senado que trate el pliego del procurador una vez que hayamos sancionado la ley”.

Sin embargo, este punto es un escollo para la designación del nuevo procurador debido a que Rafecas ya dijo en dos ocasiones (la última vez fue en mayo) que no aceptaría se nombrado procurador si se reduce la mayoría requerida en el Senado para esa designación, como precisamente hace el proyecto de reforma.

Esa iniciativa -que fue impulsada por el bloque de senadores del Frente de Todos el año pasado y ahora está en Diputados- establece que para designar al procurador alcanzaría con una mayoría absoluta (37 de los 72 votos del Senado), en lugar de la mayoría agravada de dos tercios que rige actualmente.

Por otra parte, si bien Cafiero sostuvo el “consenso” en torno a su nombramiento debería generarlo el propio Rafecas con su exposición ante la Comisión de Acuerdos, la bancada oficialista del Senado se niega a convocar a la audiencia pública para ello.

En este sentido, sigue la línea que se marcó el año pasado y que ahora ratificó Tailhade: no iniciar el proceso para designar al procurador hasta que se apruebe el proyecto de reforma, pese a que el mismo candidato ya se expresó en contra de uno de los puntos principales de esa iniciativa.

En ese contexto, el jefe de Gabinete no se diferenció del todo del kirchnerismo dado que sostuvo que “quien termine siendo designado” como procurador deberá “cumplir con ese nuevo marco normativo” pero al mismo tiempo ratificó la candidatura que no avanza.

El pliego de Rafecas fue enviado por el Presidente al Senado en diciembre de 2019 y se mantiene congelado desde entonces. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: