El juez Ercolini elevó a juicio oral la causa contra Jaime por la compra de trenes chatarra a España y Portugal

Hay formaciones en Chascomús

El juez federal Julián Ercolini elevó a juicio oral la causa que investiga la compra de chatarra ferroviaria a España y Portugal durante el kirchnerismo, en la que el principal acusado es el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.
En un escrito, Ercolini resolvió clausurar la etapa de instrucción y que la causa vaya a juicio para aclarar si hubo administración fraudulenta y coimas en la firma de convenios con la empresa portuguesa Caminhos de Ferro Portugueses y las españolas Renfe, EE y Feve.
Para el juez, “se encuentra acreditado”, con “el grado de probabilidad que exige el estadio procesal” actual, que en “las contrataciones realizadas (por la Secretaría) para la compra de material rodante” se llevaron a cabo “una serie de maniobras que concluyeron en adquisiciones perjudiciales para el patrimonio” del Estado argentino.
Ello se debe al “elevado precio” que se pagó por el material, especialmente, “dada la falta de proporción en su relación calidad/valor abonado” ya que en ocasiones resultó incluso “inservible” pese al precio “exorbitante” que se pagó, según consideró el magistrado.
La operación que se investiga, que tuvo un costo de 100 millones de euros, se produjo entre 2004 y 2009.
Según consta en un informe de la Auditoría General de laNación (AGN) incorporado a la causa, en aquella compra se pagaron sobreprecios de hasta un 171 por ciento, no se controló lo adquirido y buena parte del material no pudo ponerse en funcionamiento por ser inutilizable, por lo cual está arrumbado en depósitos ferroviarios.
Formaciones en Chascomús
La orden de la Casa Rosada durante el gobierno anterior fue que no se vean. Y así se hizo. Al respecto publicó oportunamente el diario La Nación, que recorrió “las playas de Gerli, Remedios de Escalada, Villa Dominico, Retiro y Chascomús. En Gerli quedó una formación destruida, incendiada y vandalizada; detrás de unos altos muros se ven algunas otras. En Chascomús, pese al intento de tapar todo con una media sombra, se ve chatarra de hierro de lo que alguna vez fueron trenes españoles. En Retiro fue necesario treparse a un paredón en Avenida del Libertador y Suipacha para ver cómo se oxidan los portugueses”.
Además de Jaime, irán a juicio su colaborador Manuel Vázquez, Ricardo Testuri (funcionario de la Secretaría) e Ignacio Soba Rojo (intermediario en las operaciones), por los delitos de “administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública y cohecho”.
La etapa de investigación también salpicó a al entonces ministro de Planificación Federal y ahora diputado Julio de Vido, de cuya cartera dependía la Secretaría de Transporte, pero la elevación a juicio oral no lo incluye.
Tanto Jaime como Vázquez, señalado como uno de sus presuntos testaferros, se encuentran detenidos desde abril de 2016, por decisión de Ercolini.
Jaime ya había sido condenado por la Justicia argentina en un caso por dádivas y en otro relativo a la tragedia de Once, que en febrero de 2012, dejó 52 muertos y 700 heridos.
Además, el ex secretario de Transporte tiene pendiente otro juicio oral por presunto enriquecimiento ilícito, e es investigado en varios expedientes más relacionados con sus operaciones durante su etapa como funcionario.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*