El Obispo celebró el Jueves Santo en la Unidad Penal de Dolores

El Obispo de Chascomús, Mons. Carlos H. Malfa, visitó, como lo hace habitualmente, la Unidad Penal Nº 6 de la ciudad de Dolores el Jueves Santo y celebró allí la Misa de la Cena del Señor junto a los internos, las autoridades y miembros del Servicio Penitenciario Bonaerense.
Antes del significativo gesto del lavatorio de los pies, el Obispo en su homilía les expresó a los internos: “Vengo a decirles que Dios los ama. No puedo darles lo que ustedes más ansían que es la libertad pero les anuncio que el amor que Dios les tiene les da una libertad interior, de conciencia y de corazón que nunca podrá ser encadenada”.
Y prosiguió: “Este amor de Dios en el jueves santo se hace presencia del Señor y Pan de Vida en su Cuerpo y Sangre, se hace servicio en el sacerdocio, y se hace mandamiento único: Ámense como Yo los he amado”.
Más adelante el prelado manifestó: “Jesús que había recibido del Padre todo poder en el cielo y en la tierra, se pone de rodillas como un esclavo ante nuestra humanidad para lavarnos los pies, ese gesto que ahora haré con ustedes, para que juntos recojamos la enseñanza: amar y servir, allí donde nos encontremos”. El Obispo concluyó diciendo: “Dejemos hoy que Jesús lave todos nuestros pecados, solo Él puede hacerlo, devolviéndonos dignidad y esperanza”.

A %d blogueros les gusta esto: