El oficialismo provincial de Sáenz ganó las elecciones legislativas en Salta

En la capital obtuvo por amplio margen la senaduria en capital y revalidó las bancas que ponía en juego para ambas cámaras de la Legislatura. Juntos por el Cambio festejó el segundo lugar. El Frente de Todos terminó cuarto.

Con poco más de 79 mil votos que representan el 32 po ciento de los votos, uno de los candidatos del oficialismo provincial, Emiliano Durand, se convirtió en el nuevo senador de la capital y de esta manera le dio el triunfo al gobernador Gustavo Sáenz, que de esta manera pudo romper con la polarización entre el Frente de Todos y Cambiemos que se da a nivel nacional.

Aunque el gobernador tiene un acercamiento al gobierno nacional, el candidato que se impuso en la categoría más importante en juego salió por el frente Unidos por Salta que agrupaba a los partidos de centroderecha que apoyan al mandatario, inclusive con un sector del PRO.

En tanto su otro candidato, Matías Posadas, que representaba a los partidos más identificados con el peronismo, entre los que se incluía al Partido Justicialista, cerró con 29.292, muy lejos del ganador, a pesar de que en las encuestas previas lo daban peleándolo mano a mano.

Si bien Sáenz se puede adjudicar el triunfo de Durand, el resultado de Posadas deja un mensaje a analizar para el Gobierno, ya que además de ser parte del gabinete como secretario de Gobierno, su campaña se basó en resaltar con un slogan de que era parte del equipo del gobernador.

Durand, abogado de profesión, basó su campaña en una exposición mediática como periodista que viene construyendo desde hace varios años, con varios programas en canales de televisión y diversas acciones solidarias que le dieron visibilidad en los barrios. Su candidatura ya había sonado en elecciones anteriores, pero recién esta vez fue la primera en la que se sometió a una votación.

Aunque su perfil encuadra dentro de los outsider de la política, el flamante senador tiene una trayectoria en la función pública como asesor en la cámara de Diputados y el Concejo Deliberante, además de haber ocupado el cargo de Jefe de Gabinete durante la gestión municipal capitalina de Miguel Isa.

Igualmente durante los festejos, Durand se encargó de dejar en claro que el viene de afuera y por eso agradeció al gobernador “por brindarme esta posibilidad y la visión de ampliar la política e incorporar personas que venimos de otro lado”.

También ratificó su pertenencia al oficialismo: “vengo a aportar a un proyecto que conduce Sáenz y aportar mi visión de alguien que viene de afuera y que no está en la política”, reiteró.

Similar situación es la que se da con el diputado más votado, Víctor Lamberto, de larga trayectoria como conductor en Canal 11 de Salta, y que desde que asumió Sáenz en la gobernación ocupa el cargo de secretario de prensa. En el misma lista pero para la categoría de concejal estuvo Guillermo Kripper, que ostenta una trayectoria similar dentro del canal de aire más visto de la provincia, y un posterior paso en Prensa de la provincia como segundo del propio Lamberto. Su participación se coronó con un segundo lugar en la general y el ingreso de cuatro ediles.

Otro espacio que deberá reorganizarse es el Partido Justicialista capitalino, que si bien no puede hacer pie desde hace un par de elecciones, con la llegada del saencismo a su conducción se ilusionaron con una buena performance en esta elección en base a la estructura y recursos que brinda el oficialismo, sin embargo no pudo alcanzar ninguna banca en Diputados, y tampoco en el Concejo Deliberante, en donde se postulaba como cabeza de lista el ex vicegobernador y actual presdente del PJ, Miguel Isa, que ni siquiera alcanzó el piso del 5 por ciento de los votos necesarios.

Juntos por el Cambio también festejó

Los grandes festejos se centraron en el bunker del oficialismo provincial, pero en Juntos por el Cambio + también celebraron la elección que los tuvo corriendo de atrás en prácticamente toda la campaña y que repuntó en los últimos días para colocarse en segundo lugar en la categoría senador de la capital con el diputado nacional Martín Grande de candidato que llegó al 17 por ciento, pero que le permitió meter dos diputados en la Legislatura y ganar el Concejo Deliberante capitalino con 5 ediles.

Distinto era el panorama en el Frente de Todos, cuya candidata Pamela Ares terminó en cuarto lugar para el Senado y perdió las dos bancas en Concejo de la capital quedándose sin representación. Lo único positivo para el kirchnerismo local es que pudo retener la banca en Diputados de la capital con Isabel De Vita.

Ahora seguramente deberá evaluar el armado del Frente para esta elección, ya que tuvo en el camino una división y la pérdida de cuatro partidos que formaron Salta Para Todos, quienes por separado promediaron 12 mil votos que tampoco alcanzaron para una representación legislativa, ni provincial ni municipal.

En el romerismo hubo sensaciones encontradas, porque aunque se impuso el Frente Unidos por Salta al cual apoyaban, los candidatos que se referenciaban directamente con la intendenta Bettina Romero, lograron alcanzar apenas una banca en Diputados con la lista encabezada por su hermano Juan Esteban, y en el Concejo Deliberante solo logró dos escaños a pesar de que la lista estaba encabezada por el actual presidente del cuerpo Darío Madile. Sin embargo la intendenta celebró como propio el triunfo de Durand y ratificó la alianza que tiene con el gobierno provincial.

Ausentismo y voto en blanco

Un dato llamativo que dejó esta elección es que Durand si bien obtuvo un claro triunfo, estuvo muy por debajo de los más de 100 mil votos que erigieron a Guillermo Durand Cornejo hace cuatro años para la misma banca.

Esto sumado a que el voto en blanco llegó con 34.323 a constituirse en la tercera opción más votada de la capital y que el porcentaje de votantes apenas superó el 64 por ciento, dejó tela para cortar y confirmó lo que ya se venía reflejando en la previa acerca de la apatía que manifestaban los salteños.

En el interior también ganó el oficialismo

Si bien en cada departamento se elegían diferentes categorías en la mayoría los candidatos que se identificaban con el saencismo encabezaron los resultados y eso se reflejó en el reparto de bancas, ya que en Diputados de las 30 en juego el oficialismo provincial logró 20 bancas, reteniendo todas las que ponía en juego y que le permite ratificar la mayoría absoluta que ostenta actualmente.

Idéntica situación en el Senado, porque también retuvo las nueve bancas que exponía y de 23 integrantes que tiene el cuerpo 19 responden directamente al gobernador.

En tanto para la convención Constituyente que se encargara de modificar 11 artículos de la Constitución, también cuenta con mayoría oficialista al alcanzar 38 lugares sobre los 60 posibles. Dicha reforma tiene entre sus puntos destacados la de limitar la cantidad de reelecciones para todos los cargos ejecutivos y legislativos y revisar el mandato de los jueces de la Corte de Justicia.

(Fuente: Página 12)

A %d blogueros les gusta esto: