El Papa retira a un obispo polaco, acusado de encubrir aberraciones

El papa Francisco ha aceptado la renuncia del obispo de la diócesis polaca de Kalisz (centro), Edward Janiak, acusado de haber encubierto casos de pederastia en el país, un caso revivido con la publicación de un reciente documental.  

En su lugar el pontífice ha nombrado como administrador en “sede vacante”, provisional, a monseñor Grzegorz Rys, arzobispo de Lodz.  

Janiak, de 68 años, deja el obispado, al que se debe renunciar una vez llegado a los 75 años, según el Código de Derecho Canónico, justo en un momento en que se encuentra en el centro de un caso de supuesto encubrimiento de abusos sexuales a menores.  

La polémica ha revivido en los últimos tiempos tras la emisión de un documental, “Zabawa w chowanego” (Jugando al escondite), en el que se denuncia que estaba al corriente de los casos de abusos de un religioso de Polonia, un país donde el catolicismo tiene gran peso.  

La cinta de los hermanos Marek y Tomasz Sekielski, que puede verse en Youtube y ya suma millones de visitas, hizo que la Conferencia Episcopal polaca pidiera al Vaticano que se investigaran las denuncias de pederastia en el país.  

Los autores ya levantaron ampollas en 2019 en el seno de la iglesia católica polaca con otra obra sobre pederastia, titulada “No se lo digas a nadie» (EFE). (Fuente: La Prensa)

A %d blogueros les gusta esto: