El próximo 7 de noviembre se cumplirá el 82° aniversario de la fundación del museo pampeano

El Museo Pampeano y el Parque de los Libres del Sur fueron creados en el año 1939, para recordar el centenario de la Batalla de Chascomús, hecho bélico ocurrido en nuestra ciudad el 7 de noviembre de 1839, que consistió en el levantamiento de los hacendados del sur contra las políticas del gobernador Juan Manuel de Rosas.
En 1939, el gobernador Manuel Fresco, encargó a su ministro de Obras Públicas el Ingeniero José María Bustillo que consultara a los vecinos de Chascomús y Dolores cómo querían celebrar los 100 años de la batalla, con lo cual la profesora y presidenta de la Comisión de Bellas Artes de Historia regional de Chascomús, Mercedes Aldalur, junto con otros vecinos desatacados solicitaron la construcción de un museo local para representar los hechos mediante la exhibición de objetos.
El objetivo principal del Museo sería reunir, conservar y exhibir adecuadamente las expresiones materiales del pasado bonaerense que se vinculan con la pampa como asiento del indígena primero, como patria del gaucho y del hombre de campo, después.
Cabe destacar que el edificio es una réplica de la casa de Postas “Mensajerías Argentinas” que existía en San Isidro, perteneciente al General Juan Martín de Pueyrredón.
Hasta que finalizó su construcción, el museo funcionó en la Sociedad Española, hasta que en 1941 se inauguró con una gran ceremonia con guardias criollos vestidos de Blandengues.
Su aspecto está vinculado a la tradición arquitectónica virreinal ya que se utilizaron elementos de la época, pisos de baldosas rojos, techos de vigas de quebracho y palmas de caranday; muros espesos blanqueados con cal, ventanas bajas con rejas voladizas, tejas de barro y en la galería cielo rasos de cañas de tacuara atadas con tientos de cuero crudo. Los ladrillos se realizaron según lo estipulado por el Cabildo, sus paredes son gruesas, puertas macizas y rejas voladas.
En un principio, este edificio histórico comenzó con un fuerte carácter pampeano dedicado especialmente al gaucho y sus costumbres, recordando la gesta de “los Libres del Sur” estancieros sublevados a Rosas. Luego abarcó la historia lugareña, desde los animales prehistóricos hasta los primeros habitantes, aborígenes, la época de los fortines y por último el Chascomús de la sociedad tradicionalista signado por la fuerte presencia de las comunidades extranjeras.
Hoy, el Museo Pampeano, contiene más de 11.000 piezas, la mayoría donadas por familias de Chascomús.
Cuenta con ocho salas: Sala Arqueológica, Sala Pampeana I (del gaucho), Sala Pampeana ll (de los estancieros), Sala de Los Libre del Sur, Sala de la Sociedad, Sala Religiosa, Sala de Mercedes Aldalur y una Sala itinerante para exposiciones y conferencias.
En la actualidad, se conserva y protege del paso del tiempo con adecuados trabajos de mantenimiento en techos, galerías, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: