El respeto de las normas viales contribuye al cuidado propio y de nuestros semejantes en la vía pública

En el marco del Plan Estratégico en Materia de Seguridad Vial impulsado por el gobierno municipal, se promueve de manera permanente la educación vial mediante el cumplimiento de un conjunto de acciones y mecanismos que garantizan el buen funcionamiento de la circulación del tránsito.
Por tal motivo, la utilización de conocimientos (leyes, reglamento y disposiciones) y normas de conducta, bien sea como peatón, pasajero o conductor, forma parte de un ejercicio cívico consciente, activo y constructivo en la vía pública.
En este sentido, cuando somos peatones, el cruce debe realizarse por las esquinas y no por mitad de cuadra porque a esa altura los vehículos van a mayor velocidad y hay riesgo de siniestro. De esta manera, se promueve la iniciativa de que en las esquinas se levante la mano en señal de alto para asegurarnos la prioridad de paso. En el caso de que no haya veredas, se debe caminar en sentido contrario.
Por otra parte, al circular en bicicleta se recomienda el uso del casco homologado y adecuado a la talla, sujeto correctamente, además de vestir ropa clara, chaleco reflectante y colocar Ojos de Gato o luces intermitentes en la bicicleta.
Asimismo el ciclista debe comunicar con señales de manos las maniobras a realizar, 30 metros antes y circular por la derecha.
Quienes circulan en moto deben utilizar el casco homologado, del talle correspondiente y abrochado correctamente. Asimismo, no se debe superar el límite de ocupantes o pasajeros. En motocicletas está permitido, conductor y acompañante y en ciclomotores, solo el conductor. Cabe apuntar que no deben trasladarse en moto amenores de 10 años.
En el caso de conductores de auto vehículos, el conductor debe ser el primero en colocarse el cinturón de seguridad, exigiendo igual acción al resto de los ocupantes del habitáculo del vehículo. En el caso de menores de 10 años o hasta 1,50 de estatura debe ocupar el asiento de atrás en el sistema de retención infantil.
Cabe recordar que el apoyacabezas debe situarse a 4 cm. de la nuca y a la altura de los ojos, a fin de evitar el efecto latigazo ante una frenada brusca.
Es preciso tener en cuenta que para permitir la activación del airbag, debe haber 25 cm. de distancia entre el pecho del conductor y el volante.
El estacionamiento se debe realizar a 180º, dejando una distancia entre vehículos de 70 cm. aproximadamente y, entre el vehículo y el cordón de la vereda, alrededor de 20 cm. de distancia.
Respetar las señales de tránsito, las velocidades correspondientes y el uso de elementos reglamentarios así como evitar atender el celular o colocarse auriculares al conducir nos ayuda a mantener un tránsito seguro y responsable en la vía pública.

A %d blogueros les gusta esto: