El sector inmobiliario propone una “tarjeta AlquilAr” para subsidiar a los inquilinos

En un comunicado, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de la Argentina (Cofeci) lanzó una serie de ideas para “ayudar de manera específica a cada inquilino en situación vulnerable, sin perjuicio de distorsiones en todo el sistema de alquileres”.

El Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de la Argentina (Cofeci) presentó una propuesta al Estado para afrontar la morosidad en los alquileres: que se subsidie a los inquilinos que no puedan afrontar el pago mensual de la renta a través de una tarjeta, a la que denominaron “tarjeta AlquilAr”, al estilo de la “tarjeta AlimentAr” que distribuye el ministerio de Desarrollo Social. La proposición, que incluye el pedido de que no vuelva a prorrogarse el DNU que congela alquileres, fue definida el fin de semana pasado, en una reunión plenaria de las entidades que conformar el consejo en la ciudad de Rosario.

En un comunicado, el Cofeci aseguró que “los profesionales inmobiliarios representados en el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina somos conscientes que hay personas y familias que viven situaciones delicadas, con pérdidas de la fuente laboral, acumulación de deudas y sin acceder a soluciones reales”.

Luego se refieren al DNU que congeló los valores de los alquileres y prohíbe los desalojos, extendido en marzo y prorrogado ya dos veces: “Desde CoFeCI entendemos que continuar con la prórroga indefinida del DNU con las actuales condiciones establecidas, profundiza la problemática de los inquilinos, propietarios e inmobiliarios, generando una incertidumbre angustiante”.

“Parte de la solución”

Para intentar “resolver esta delicada situación” y “ser parte de la solución”, entonces, presentaron una serie de propuestas. En el primer punto reafirman: “Sugerimos que una vez vencido el plazo del decreto 66/2021 NO volver a prorrogar el mismo”.

En el segundo punto mencionan la creación de “AlquilAr”: “Proponemos que los inquilinos con necesidades para abonar el alquiler puedan ser asistidos por el Estado Nacional a través de una ‘tarjeta AlquilAR’. De la misma manera que hace con las familias en sus necesidades alimenticias a través de distintos programas como por ejemplo la tarjeta AlimentAr. Esta iniciativa podría ayudar de manera específica a cada inquilino en situación vulnerable, sin perjuicio de distorsiones en todo el sistema de alquileres”.

Además de la tarjeta, los martilleros reunidos en Cofeci sugieren “aplicar los programas de financiamiento Ahora 18 y 24 para aquellos inquilinos que hayan generado deudas durante la prórroga del DNU”.

La lista de planteos continúa con ideas relativas a la construcción de casas para renta: “Para incentivar la construcción de nuevas viviendas, proponemos la eximición de impuestos nacionales y provinciales a las unidades habitacionales de hasta 60m2 destinadas para alquiler, que se construyan por el termino de 9 años. Este sería el aporte fundamental para disminuir el déficit habitacional, generando además mano de obra genuina, colaborando con la disminución de la desocupación y promoviendo la utilización de compre nacional”.

Finalmente, el Colegio propone “que se reactive la entrega de las viviendas de los distintos programas nacionales como por ejemplo Procrear o similares, que posee miles de unidades habitacionales construidas listas o a terminar para ser habitadas. Esto impactaría de manera muy positiva en las familias que siguen pagando alquiler mientras esperan acceder a la vivienda prometida”.

Cofeci está integrado por los colegios inmobiliarios de la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires (más de 20 colegios profesionales), Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Rosario, Salta y San Luis.

De inquilinos a propietarios

El Cofeci no es la única agrupación que busca estas soluciones. La Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) y la Federación Inmobiliaria Argentina (FIRA) también están trabajando en propuestas del mismo tipo. “Son propuestas que buscan convertir a inquilinos en propietarios; promovemos que se generen incentivos al que invierte en una propiedad para poder destinarla al alquiler. Hay que encontrarle una salida al tema”, señaló Claudio Vodanovich, secretario de la CIA.

“Los inquilinos que no pudieron hacer frente a los pagos son la menor cantidad. La gran mayoría de las inmobiliarias nos dedicamos a administrar y cobrar los alquileres y sabemos que el estado de las cobranzas es muy alto. Lo último que deja de pagar la gente es el lugar donde vive. En algunos casos, se ha hecho uso del DNU para pagar los incrementos al final del congelamiento y, en menor caso, dejar de pagar”, agregó Vodanovich, citado por Infobae. (DIB) MM

A %d blogueros les gusta esto: