Elisa Carrió reveló los detalles sobre el pedido de juicio político contra Cristina Kirchner

Después del anuncio del bloque de la Coalición Cívica-ARI en la Cámara de Diputados en el que aseguraron que presentarán mañana un pedido de juicio político contra Cristina Kirchner, la integrante de Juntos por el Cambio Elisa Carrió participó del programa Mesa Chica, por LN+, y volvió a justificar su reclamo al acusar a la vicepresidenta de «alterar el orden democrático».

La líder de la CC-ARI abordó a lo largo de la entrevista con José Del Rio diversos temas de la coyuntura política, entre los que destacaron la denuncia de su bloque a la vicepresidenta y el futuro del Gobierno, al cual definió «sin rumbo» «autoridad». A pesar de responsabilizar a Alberto Fernández y apuntar contra su accionar y gestión, la exdiputada sostuvo que no le guarda rencor al mandatario y que, por el contrario, le preocupa mucho su estado de salud. Bajo este contexto, Carrió sorprendió con una primicia a LN+: «Voy a ser candidata, solo si es indispensable para la República».

«Acá tenemos un Gobierno sin autoridad y un ministro de economía que está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, como condición, porque esta es ya una jurisprudencia actual del Fondo, solicita la estabilidad institucional y la lucha contra la corrupción. Por eso Guzmán pide que la oposición acompañe un plan plurianual. Pero ellos no están asegurando ni las instituciones ni la lucha contra la corrupción», comenzó Carrió.

«La precondición para que la oposición pueda acompañar un plurianual la rompe la propia Cristina, en el sentido que lo que nosotros pedimos es el acuerdo institucional», completó la exdiputada.

Cristina Kirchner

Al ser consultada por el poder de la vicepresidenta, Carrió señaló que este radica en la «venganza» y en el «miedo» que le tienen los propios peronistas en relación a los recursos que la exmandataria maneja.

«Ella generó siempre miedo. Nadie tiene capacidad de respuesta frente a la violencia de Cristina. Muchos hombres del peronismo le tienen miedo a su locura, a esa agresión que no tiene respuesta desde una visión educada», reforzó Carrió.

«El peronismo teme la venganza de la vicepresidente. Con Axel Kicillof pasa igual y también con los gobernadores de las provincias que dependen de los recursos. Es una pena, pero es una mujer fuera de cualquier sentido común o sensatez», opinó Carrió.

La integrante de Juntos por el Cambio justificó esta semana el pedido de juicio político contra la vicepresidenta Cristina Kirchner por parte de los diputados de su espacio, la Coalición Cívica: «Es una gobernante de hecho y una golpista», había declarado.

El pedido de juicio político y la situación judicial de Cristina

«El juicio político a Cristina no tiene los dos tercios, pero el año que viene los tendrá. Siempre hay que anticipar una medida política», pronosticó Carrió en la entrevista con José Del Rio. Y, agregó: «Ella vino para garantizarse impunidad, pero no lo va a lograr porque no se dan las condiciones. Si viniera un indulto del Presidente, se cae él mismo, y si ella llega a presidente y se autoindulta no puede».

«Los únicos funcionarios públicos que tienen inmunidad de arresto son los diputados y los senadores. Por lo tanto, si se confirmara una condena se podría detener a la vicepresidente», explicó Carrió.

«La Cámara ya determinó que los delitos de corrupción son imprescriptibles (…) Son ladrones: que me expliquen cómo un chico [por Máximo Kirchner] tiene 100 millones de pesos», remató la exdiputada.

«Corresponde el juicio político a Cristina por alterar el orden democrático», resaltó Carrió. «Carece de límites, está fuera de todo sentido común», acusó la exdiputada. Aunque señaló: «El que sí es peligroso es Zannini. Sabe de derecho y opera para el mal. Siempre operó para el mal, es un hombre inteligente y perverso y le ha manejado toda la estrategia jurídica a ella».De todas formas, Carrió sentenció: «Yo también sé un poco de ajedrez y de derecho y esto va a terminar bien. No hay ninguna posibilidad en materia de corrupción que, con todas las pruebas que existen, no haya condena, sobre todo en los cordones viales, los beneficios otorgados a Báez con obras no terminadas y pagadas».

Vialidad

«La presidenta de hecho del país, porque ha anulado totalmente el poder presidencial, está con una angustia enorme porque ella conoce el tema jurídico. En consecuencia, en la causa de vialidad ahí está el dictamen con los informes de los sobreprecios y ella no puede salir de allí», observó Carrió.

Y continuó: «Es imposible que no haya condena en una causa muy bien sustanciada por [Sebastián] Casanello y que también va a tribunal oral. Pero la falta más grave de la Argentina de la que nadie quiere hablar es la de Nisman».

La causa por la muerte de Nisman

Carrió brindó detalles del estado de la causa por la muerte de Nisman, que conmovió al país, y respaldó al fiscal a cargo Eduardo Taiano. «Hoy tendría que estar procesado Sergio Berni por ensuciar el crimen, y el exjefe de la Policía Federal Román Di Santo», denunció.

La exdiputada reveló que presentó ante el abogado de Zara Garfunkel (madre de Nisman), Pablo Lanusse, una fotos que darían cuenta de la entrada de una persona, anterior al ingreso de Diego Lagomarsino. «Un chico de pelo largo y rulos que se ve en la cámaras y que ya está en la causa», precisó.

«Taiano ya hizo los cruces y confirma todo lo que yo digo que la organización y la inteligencia es iraní, y que está prácticamente instalada a tal punto que Uruguay tuvo que expulsar a dos o tres porque casi todo Montevideo está tomado», disparó Carrió. Y en esa misma dirección lanzó una dura acusación: «La conexión objetivamente era con César Milani y con Aníbal Fernández y con Posino. Esos dos días donde instruyen a la custodia. Esto es muy evidente. Este es un crimen internacional».

Carrió comentó que está trabajando para que intervenga en la investigación alguna organización no gubernamental (ONG) con influencia internacional para garantizar la seguridad de la causa. «El fiscal Taiano está trabajando bien, pero avanza despacio porque toda la sociedad tiene que respaldarlo. Fue secuestrado un hijo de él para que mande la causa de enriquecimiento ilícito a Santa Cruz. Debería haber una ONG para este crimen», opinó.

Por otro lado, Carrió apuntó también contra una presunta vinculación entre la vicepresidenta y el ministro de Seguridad bonaerense. «Hay miles de llamados entre Cristina y Berni la noche de la muerte de Nisman y el día anterior», remarcó.

Germán Garavano

Cuando se le preguntó sobre la apreciación de Germán Garavano, quien opinó que no hay que pedir juicio político a Cristina Kirchner, respondió: «Es un imbécil. Es una persona falta de inteligencia».

Y agregó: «Le pedí dos veces juicio político a Garavano». Y siguió con sus críticas al exministro de Justicia del gobierno anterior: «No es un político. Fue un mandadero de Mauricio Macri y de los que operaban en la Justicia». Al respecto, detalló: «Cuando estuve en Juntos por el Cambio le pedí dos veces el juicio político. Es el que evitó ordenando que no se requiera la acusación de dos fiscales de la AMIA. Yo le entregué mi jefa de gabinete para que solucione el juicio de la AMIA y ella se hizo cargo y después interfirió».

Y sobre ello remató: «El grado de superficialidad, de ignorancia y de amigos que existe en la Argentina hace que uno tenga que dejar de hablar. No sé si es malo, pero es imbécil». Y también apuntó contra el expresidente: «Macri debe responder por qué apoyaba a Garavano».

Alberto Fernández

Al ser consultada acerca de su opinión sobre Alberto Fernández, Carrió fue categórica. «No tiene autoridad porque miente todos los días y tampoco muestra ninguna competencia ni para ser hombre ni para ser Presidente, pero hay que sostenerlo porque es el elegido para serlo. Siempre fue un lobbista», lanzó.

«Fernández fue el que más me persiguió a mí con la operación de Enrique Olivera, que fue falsa. Un día, Rafael «Balito» Romá me dijo: ‘O accedés a ser ministra de Justicia o, en nombre de Alberto Fernández, me dijeron que te eliminan’. Yo le respondí que iba a ser linyera, pero nunca cooptada por un ordinario, con bigotes y además chanta. Lo retiro ahora porque es el Presidente de la República. Es lo único que tenemos. Yo no le tengo rencor. Me preocupa mucho su salud», admitió.

«Se vienen momentos más parecidos al Rodrigazo, con un Gobierno que no tiene autoridad y una vice que busca venganza», auguró Carrió, quien reconoció que le preocuparon las imágenes de la Casa Rosada «tomada por las barrabravas» durante el velorio de Diego Maradona. «Cristina es más parecida a [José] López Rega que a Isabelita, es una mujer que puede ir presa, que va a ir detenida domiciliariamente porque cuando le llegue la condena será a los 70 años», consideró.

«El estado de tensión de Cristina es indescriptible. Muestra una cara de venganza y de un enorme resentimiento que ya a esta altura me da mucha pena», confesó Carrió.

Juntos por el Cambio

«Quiero trasmitir serenidad, Juntos por el Cambio está totalmente unido, mucho más de lo que se cree. Los referentes de los tres partidos mantenemos una fluida comunicación», indicó Carrió en relación al estado actual y al futuro del bloque opositor. Sin embargo, la exdiputada volvió a remarcar que prefiere mantenerse por fuera de los cargos políticos.

Aunque sobre ello distinguió: «Yo no quiero cargos y menos ser legisladora, porque me ha costado la salud. Pero voy a hacer lo que tenga que hacer para que la República se estabilice y para que terminemos con la pobreza». Y dejó la puerta abierta para el regreso: «Voy a ser candidata, solo si es indispensable para la República».

(Fuente: La Nación)

A %d blogueros les gusta esto: