En el conurbano bonaerense una familia necesita más de 16 mil pesos para no ser pobre

El alza de precios sigue dando dolores de cabeza. Esta vez el conurbano bonaerense es quien confirma las sensaciones. Según un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina, el costo de los principales productos que componen una típica compra de supermercado en el municipio del Conurbano Bonaerense relevado, San Miguel, se incrementó 7,5% solamente en el mes de mayo.
Desde la consultora informan que tal aumento “había sido sustancialmente inferior en abril, que arrojó una variación de 1,85%. Según el mismo relevamiento, los precios crecieron 2,1% en enero, 1,63% en febrero, 1,01% en marzo de 2018”. La suba de mayo contrasta con una cierta desaceleración en el último semestre, aun dentro de una gama de valores elevados en dicho período. En efecto, son ostensibles los impactos de la suba del dólar en los precios locales de alimentos básicos.
Explican desde CEPA que los aumentos en alimentos básicos de consumo popular son notables, por ejemplo, harina de trigo (19,07%), huevos (21,09%), aceite (10,94%), pan (20,4%), fideos (14,99%).
Por otro lado, los aumentos ligados a la estacionalidad son los siguientes: lechuga criolla (53,02%), cebolla común (26,13%), manzana roja (11,17%), tomate redondo común (6,24%), papa negra común (1,05%), y la naranja (0,52%).
En consecuencia, la canasta básica alimentaria, compuesta de un subconjunto de los bienes relevados, experimentó un aumento en mayo de 5,12% constituyendo el salto más importante de la canasta básica alimentaria desde agosto 2017. Por consiguiente, en San Miguel una familia tipo (dos adultos y dos hijos) necesita un ingreso de $6.861,88 pesos para que sus miembros no sean indigentes y $16.341,57 para que sus miembros no sean pobres (por ingreso).
El trabajo fue desarrollado entre el Programa Interinstituto sobre Empleo, Trabajo y Producción de la Universidad Nacional de General Sarmiento, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y Organizaciones Territoriales de la región (CTEP San Miguel), que realizaron los relevamientos de precios. La metodología utilizada fue desarrollada por CEPA.
Para llevar adelante el relevamiento, se dividió el partido en cuatro zonas y en cada una de las zonas fueron relevados: dos supermercados pequeños, dos verdulerías, dos carnicerías y dos panaderías. Además, se seleccionaron cuatro supermercados grandes del distrito. Es decir, que la medición incluyó 37 establecimientos. Los precios utilizados en el informe corresponden a las variaciones promedio mensuales.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: