En el Vivero Municipal se trabaja en distintas propuestas

El Vivero Municipal tiene como objetivo fundamental la producción de ejemplares vegetales mediante la utilización de diferentes métodos y recursos propios, principalmente de aquellas especies que sean autóctonas, pero también juega una importante labor desde el punto de vista educativo y social, ya que en él se desarrollan actividades de educación ambiental, que incluyen actividades y talleres relacionados con las plantas.

Asimismo, se llevan a cabo programas sociales cuyo objetivo es la inserción y la educación, trabajando conjuntamente con las áreas interesadas.
Este espacio, ubicado en el predio de calle Lincoln y Las Acacias, funciona a cargo del personal de la Dirección de Espacios Verdes. A su vez, cuenta con la colaboración de viveros particulares, instituciones y profesionales de Chascomús como el INTA, el Ministerio de Asuntos Agrarios y la Facultad de Ciencias Agracias de la UNLP, entre otras.

Entre las actividades que se llevan a cabo, se destaca la puesta en marcha de la producción del arbolado urbano utilizado para la forestación y reforestación en plazas, parques y la zona de la costanera. Asimismo, se destaca la producción de herbáceas y arbustos con igual destino y finalmente la plantación de ejemplares nativos para el entorno de la laguna.
Se realizan charlas abiertas, en el marco del lanzamiento de la temporada primavera verano del programa Pro Huerta con la temática de cómo realizar huertas hogareñas, con el objetivo de concientizar sobre la importancia del consumo de alimentos orgánicos y cultivar nuestro propio alimento.
Por otro lado, en el marco del proyecto denominado “Elaboración de huerta en el jardín”, realizado de manera articulada con el INTA, los niños y niñas que asisten al Jardín de Infantes Clarisa Amézaga acompañados por sus docentes, elaboraron su propia huerta en la institución con el objetivo de que tanto los chicos como las familias del barrio y la comunidad en general, incorporen los conceptos básicos para implementación de pequeñas huertas hogareñas que permiten proveer una alimentación sana y completa y producir gran cantidad de verduras y concientizar sobre la importancia del consumo de alimentos orgánicos, además de incentivar el trabajo colectivo.
Cabe destacar el Curso de Jardinería que comenzó en el mes de abril y que este jueves 12 de diciembre finalizará. El mismo estuvo orientado a la producción de herbáceas y arboles nativos entre los que se pueden mencionar Rosa de Río, Malva Rosa, Barba de Chivo, Sen de Campo, Salvia Azul, Verbenas, Vara de Oro, Tasi, Suico y Anacahuita entre otras todas especies elegidas ya que son ornamentales, atraen la fauna silvestre y son fáciles de cultivar, generando identidad y sentido del lugar. Parte de lo producido en este curso se plantó en los canteros de la Plaza Goualliard.
Asimismo, entre los meses de octubre a diciembre se dictó el curso de Producción de Hongos Comestibles con una gran concurrencia, durante el cual se probó con muy buenos resultados la utilización del chipeado proveniente de la poda de la ciudad para la incubación del micelio del hongo Girgola.
Por otra parte, el curso de Horticultor se dictó en el Centro Municipal de Adicciones y Salud Mental, entre los meses de abril a diciembre y durante todo el año se trabajó en talleres con grupos de alumnos de las Escuelas 504 y 501 en actividades de jardinería y huerta.

A %d blogueros les gusta esto: