En la muerte de Diego Maradona hubo “negligencia, imprudencia e impericia”, según el doctor Alfredo Cahe

 

El histórico médico del astro consideró que “no estaba en condiciones de alta y tampoco estaba profundamente chequeado” en la casa de Tigre a la que fue trasladado luego de la operación en su cabeza

Fue su médico de cabecera durante muchos años. Por eso hoy su voz tiene importancia para el entorno de Diego MaradonaAlfredo Cahe, quien estuvo al lado del astro en distintas circunstancias de su vida cuestionó el modo en que el paciente pasó sus últimos días en la casa de Tigre a la que fue trasladado luego de la cirugía en su cabeza.

Lo cuidó en sus peores momentos y estuvo al frente de la rehabilitación que realizó el astro argentino en Cuba, en su lucha contra las adicciones. “Maradona no estaba en condiciones de alta y tampoco estaba profundamente chequeado”, sostuvo el médico en diálogo con Nelson Castro en Tarde de una crónica anunciada, por Radio Rivadavia. Y consideró que hubo “negligencia, imprudencia e impericia” en la muerte del ídolo que falleció el pasado 25 de noviembre a causa de una insuficiencia cardíaca aguda.

Por su parte, Cahe indicó que se sorprendió cuando los médicos de la Clínica Olivos -en donde fue operado del hematoma subdural- decidieron darle el alta en conjunto con su neurocirujano Leopoldo Luque, cuyo consultorio y su casa fueron allanados durante el fin de semana, y secuestraron la historia clínica de Maradona.

Según el criterio del profesional, cuando el ídolo abandonó la institución médica privada “necesitaba un control constante y continuo”. “En la Clínica Olivos no lo vi con un monitoreo total y tampoco lo vi cuidado con un plan de enfermería constante y continuo”, destacó sobre la atención que recibió Diego durante sus días de internación.

Las palabras de Alfredo Cahe coinciden con lo que consideran los fiscales que investigan la muerte de El Diez. “Tras los primeros cinco días de investigación, por lo que vemos la conducta era absolutamente negligente. Era una internación domiciliaria totalmente deficiente. Era un descontrol total y absoluto”, dijo a la agencia noticias Télam uno de los investigadores judiciales el pasado 30 de noviembre y agregó que “se está intentando determinar si hubo una mala praxis, una negligencia o impericia médica que podría configurar un homicidio culposo”.

El día que murió Maradona, su histórico médico también se había expresado y había cuestionado al entorno que lo acompañó hasta su muerte. “No se lo cuidó como correspondía. Tendría que haber permanecido internado, no en una casa que no estaba preparada”, dijo el 25 de noviembre, horas después de que se conociera el triste desenlace del ídolo.

“Estoy en un estado de conmoción. En tantas salidas con Diego durante 33 años y tantos altos y bajos que hemos tenido, acaba de fallecer de una manera insólita. Realmente uno trata de explicarse o de tener noción de ¿qué es lo que realmente pasó, no?”, agregó Alfredo Cahe, quien fuera médico personal de Diego Maradona. (Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: