En una semana el mundo sumó más de 15 millones de contagios de coronavirus por la variante Ómicron

Sumamente transmisible, es la versión del SARS-CoV-2 que más casos en menos tiempo ha causado en el planeta.

La cantidad de nuevas infecciones por coronavirus en la última semana aumentó en el mundo alrededor del 55%, debido a la proliferación de la altamente contagiosa variante Ómicron, aunque la cantidad de muertes se mantuvo estable, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo de salud de la ONU precisó que hubo alrededor de 15 millones de nuevos casos de coronavirus la semana pasada y más de 43.000 muertes.

En tanto, todas las regiones del mundo informaron un aumento en los casos, excepto África, justamente donde se originó la variante, donde hubo una caída del 11%, indicó el organismo.

El organismo expresó que la variante Ómicron continúa definiendo la pandemia a nivel mundial y precisó que está desplazando a la variante Delta previamente dominante.

Ómicron, notificada por primera vez a fines de noviembre por países del sur de África, representa casi el 59% de todas las secuencias compartidas con la base de datos global de virus más grande disponible públicamente.

La OMS destacó que esta variante demostró tener un tiempo de duplicación más corto, con una evidencia creciente de que es capaz de “evadir la inmunidad” que dan las vacunas, aunque también señaló que -según numerosos estudios- es menos grave en comparación con las variantes anteriores.

Por otro lado, también hay evidencia de que tras el fuerte aumento de casos registrados por Ómicron en Sudáfrica, la epidemia disminuyó rápidamente, por lo que los expertos creen que la ola ya pasó.

Científicos en Reino Unido y Estados Unidos indicaron que hay señales de que los contagios por Ómicron pueden haber alcanzado su techo, aunque aún no están seguros de cómo podría desarrollarse la próxima fase de la pandemia. Asimismo, la OMS indicó que el número de nuevos casos en Europa aumentó un 31%, pero las muertes cayeron un 10%.

En el continente americano registró esta semana la mayor cantidad de casos, con un aumento del 78%, impulsado principalmente por Estados Unidos.

Por último, el mayor salto en los contagios se observó en el Sudeste Asiático, donde los casos aumentaron en más del 400%, con las cifras más altas reportadas en India, Timor Oriental, Tailandia y Bangladesh. El número de muertes en la región cayó, no obstante, un 6%.

La variante Ómicron se propaga más fácilmente que otras mutaciones de coronavirus y ya se volvió dominante en muchos países. También infecta más fácilmente a quienes fueron vacunados o se infectaron previamente por versiones anteriores del virus.

Sin embargo, los primeros estudios muestran que Ómicron tiene menos probabilidades de causar enfermedades graves que la anterior variante Delta, y que la vacunación y un refuerzo de dosis aún ofrecen una fuerte protección contra enfermedades graves, hospitalización y muerte. (DIB) ACR

A %d blogueros les gusta esto: