Encuestas y encuestadores: Alberto Fernández con números buenos

La mirada sobre el presidente y su gestión

Cuando esta semana se cumplan diez meses de gobierno, Alberto Fernández -según la mayoría de los encuestadores- tiene mejores números que al momento de las elecciones del año pasado, pero obviamente sufre el desgaste de una pandemia que se extendió demasiado y trabó las posibilidades de la reactivación económica incipiente del principio del gobierno de Fernández-Fernández. En ese marco, están los consultores que le otorgan algo más del 50 por ciento de imagen positiva, otros que incluso hablan de que supera el 60 por ciento y también quien diagnostica un cuadro más crítico. Uno de los analistas sostiene que Alberto Fernández está entre los presidentes de mejor imagen en América Latina, todos sometidos a la pandemia. Aunque faltan muchos meses para las elecciones de 2021, los consultores piensan que por ahora el Frente de Todos (FdT) sigue siendo favorito, que tiene buena situación en el principal distrito, la Provincia de Buenos Aires, pero que el punto central no es si tiene más votos que la oposición, sino que obtenga mayor cantidad de diputados como para tener mayoría en esa cámara.

Las conclusiones surgen de los diálogos que este diario mantuvo con algunos de los consultores más conocidos del país. La mayoría de las encuestadoras tiene datos recientes que, provienen de sondeos telefónicos. La dificultad es que, en general, los sectores más humildes no tienen teléfonos fijos y no suelen contestar mucho el celular. Es probable que por esa razón, los sondeos tengan subrepresentada a la franja que más adhiere al peronismo y al gobierno.

Saldo

Para Federico Aurelio, titular de Aresco, «el presidente tiene saldo favorable. En nuestras últimas encuestas consigue una imagen positiva del 52 por ciento, frente a una negativa del 45. Es similar a lo que tenía el gobierno antes de la pandemia. Al principio de la pandemia tuvo un aumento fuerte, pero ese apoyo suplementario se fue perdiendo en el marco de las problemáticas que tiene el país. Hoy tener un saldo favorable, es una demostración de fortaleza y una oportunidad. Aunque no profundizamos mucho en escenarios electorales, los ensayos que hicimos nos hacen pensar que los escenarios no son muy distintos a los de 2019. Pero la Argentina es una montaña rusa y en términos políticos falta todavía bastante para los comicios».

Números

Hugo Haime, al frente de Haime y Asociados, tiene números surgidos de una encuesta reciente hecha tanto llamando a teléfonos fijos como a celulares. «Hay que partir de que el gobierno asumió después de ganar con casi la mitad de los votos del electorado. La gestión comenzó con un nivel de aprobación del 56 por ciento y a partir de marzo con la pandemia comenzó a crecer hasta pasar los 70 puntos. Luego de la extension de la pandemia, el gobierno esta volviendo al punto de partida. Nuestros últimos estudios ubican al presidente con una imagen personal positiva de 62 puntos. Obviamente el encender la economía viene atrasado como no podía ser de otro modo. En lo electoral, un año es mucho tiempo para aventurar números. Con los números de hoy, la pregunta no es si el oficialismo ganará, sino si logrará la mayoría en la Cámara de Diputados«.

Salud

Roberto Bacman, al frente del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), analiza que «Alberto priorizó la salud desde un comienzo y el estado argentino, junto a gobernadores e intendentes, preparó al sistema sanitario para evitar el colapso. Y lo logró. Tal logro ha sido (y es) reconocido por la opinión pública. Aquellos que representan el pensamiento anti- cuarentena siguen siendo minoría en nuestro país. Es cierto que la oposición comienza a rearmarse, pero también es cierto que la imagen o popularidad del presidente goza de muy buena salud. Sigue teniendo saldo positivo. Electoralmente, la Provincia de Buenos Aires es el distrito clave de la elección de 2021. Y allí la ventaja también es del actual oficialismo. La imagen de Axel Kicillof es ampliamente ponderada de modo positivo, lo que le brinda una ventaja comparativa en una provincia que tiene el 38 por ciento del total de votantes del país».

Dificultades

Para Eduardo Fidanza, de Poliarquía, «el gobierno atraviesa dificultades, que se originan en dos fuentes. La primera, y más importante, es la coincidencia fatal entre la crisis económica heredada y el Covid. La otra proviene de errores o deficiencias propias. La primera, a mi juicio, es la interna irresuelta entre el presidente y la vicepresidenta, que impide diseñar una estrategia clara. Por momentos, Alberto y Cristina actúan como socios; pero en otros casos la tensión entre ambos es evidente, más allá de los esfuerzos por disimularla. Es muy pronto para hacer una estimación electoral, pero el oficialismo corre con el desgaste en un contexto extremadamente difícil».

Comparación

Alfredo Serrano encabeza la Celag (Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica) y afirma que «la imagen de AF es la más alta entre todos los presidentes en América Latina. Es un valor muy alto para los tiempos complicados que estamos viviendo en el país y en el resto de los países. Por eso es meritorio que hay más gente que tiene imagen positiva de AF que la que lo votó en 2019. Esa es la verdadera referencia con la que debe compararse y no el valor más efímero que tuvo en los inicios de año. Fue bien visto el tema de la deuda; y también las ayudas sociales en los diferentes programas públicos actuales. Esto no quita que exista una situación económica muy adversa. No tiene sentido alguno asumir que gran parte de la Argentina posee una lógica tan binaria como la que sí tienen Clarín La Nación. Hoy en día hay más de un 80 por ciento que cree que los grandes medios manipulan la información».

Diferencial

Artemio López, titular de Equis, admite que las cosas no están fáciles para Fernández-Fernández. «El gobierno atraviesa su momento de mayor dificultad desde los inicios de gestión pues vive en plenitud el impacto de la doble crisis que indujo la herencia del macriato, redoblada por la pandemia en términos de caída de actividad, pobreza y desempleo. A pesar de estas dificultades la imagen de Alberto sigue con diferencial positiva y la gestión es bien evaluada. Este valle en imagen personal y de gestión es lógico y sucede en el primer año de gobierno. En lo electoral, el gobierno aún conserva supremacía sobre la oposición, sin observarse grandes fugas respecto al 48 por ciento de respaldo con el que el Frente de Todos se impuso en el año 2019″.

Oportunidad

Analía Del Franco, de Del Franco Consultores diagnostica que «la opinión del gobierno se sintetiza hoy en la opinión sobre el presidente. AF mantiene -a pesar de lo que parecen opinar los anti cuarentena- mayores apoyos respecto a la gestión y manejo de la pandemia que en el manejo de la economía. Esta es una oportunidad para el Presidente. El concepto de poner de pie a la Argentina es lo que le permitirá ganar confianza en la sociedad para gestionar la crisis económica y social.

Para las elecciones de medio término del año que viene, están dada las condiciones para un Frente de Todos ganador, con las variantes en cada distrito y con una oposición menos compacta que en 2019″.

Buenos

Shila Vilker dirige la consultora Trespuntozero y sostiene que «cuando uno analiza la adhesión por voto, podemos ver que AF aun conserva el apoyo de nueve de cada diez votantes del FdT. Pese a que las opiniones vienen evolucionando de modo negativo, teniendo en cuenta el incremento de los niveles de pobreza, las dificultades para la reactivación, los problemas de comunicación del ejecutivo, la virulencia de las agendas de la oposición, y el clima anímico de la sociedad, deberían considerarse guarismos excepcionalmente buenos. La perspectiva electoral para el 2021 sin duda estará supeditada a diversos factores, entre los cuales la economía tendrá un lugar central. Si la reactivación económica proyectada en el Presupuesto 2021 se materializa, será un escenario muy positivo para el Gobierno. Los efectos de la crisis siembran dudas sobre el cumplimiento de esos objetivos».

Margen

El titular de Gustavo Córdoba y Asociado pone el foco en el sube y baja de la imagen presidencial. «Hay que poner en el análisis la enorme expectativa del inicio de la pandemia. Era un consenso precario por la posibilidad de salir rápido y bien del coronavirus. Hoy tiene un 50 por ciento de aprobación, frente a un 45 por ciento de desaprobación. Es un margen importante y un apoyo en esta situación. Si bien tiene un círculo virtuoso de cuestiones económicas como la del acuerdo con los bonistas, todavía no transmite una narrativa de la recuperación económica. El objetivo electoral de 2021 debería ser sumar más diputados y conseguir una buena y consistente mayoría que hoy no tiene. Requiere una mirada muy tranquila en cada distrito. Para mí, el gobierno tiene garantizado un piso electoral del 40 por ciento, es decir que tiene para ganar terreno».

La oposición y 2021

Juntos por el Cambio (JxC) conforma hoy en día una especie de coalición antiperonista, con un ala dura –Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Miguel Angel Pichetto– con malos registros de imagen, y un ala más dialoguista encabezado por Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, que exhibe mejores opiniones favorables. Los encuestadores evalúan que habrá que ver cómo procesan sus diferencias, así como el armado de otros candidatos ubicados más a la derecha.

«Está claro que hay una disputa por el liderazgo -analiza Hugo Haime-. Rodríguez Larreta empieza a tener proyección nacional y con María Eugenia Vidal de aliada, tienen una imagen respetable. Ninguno de los sectores parece dispuesto a romper. Electoralmente veo difícil que repitan lo obtenido en 2019 a menos que presenten candidatos alejados de Macri. Hay muy mal recuerdo de su gobierno».

«La oposición ha tenido una gran virtud -afirma Eduardo Fidanza-: permanecer unida, cuando existen muchos incentivos para dividirse. No sin tensiones, administra su interna entre radicalizados y moderados, pero eso no está afectando sus chances. Si bien Macri está en caída libre, Rodríguez Larreta tomó la posta y, según nuestros datos, es hoy el dirigente con mejor imagen a nivel nacional. La base del 40 por ciento está intacta, y si al Gobierno no le va bien, la oposición podría dar la sorpresa en 2021».

«Cambiemos atraviesa, por primera vez, una interna importante -sostiene Roberto Bacman-. Se puede definir como un enfrentamiento entre halcones y palomas. Electoralmente la ventaja sigue siendo para el actual oficialismo. Pero nada está cerrado. Falta mucho trecho por recorrer y realizar una mirada más puntual en cada una de las provincias, donde el oficialismo posee una ventaja estructural».

Shila Vilker comparte datos de su última encuesta. «Macri tiene un rechazo fuerte de dos tercios de la sociedad (63,1 por ciento), pero el tercio que lo acompaña (34,1 por ciento) sigue explicando su figura por las ‘buenas intensiones’ y ve en el ex presidente el principal representante de una serie de valores y de una forma de vida. Lo ven aún ordenando el espacio. La oposición tendrá como principal desafío definir el orden hacia adentro de su fuerza al tiempo que deberá realizar un trabajo de costura o seducción de los actores que se ubican en el ala más extrema de la derecha, como aquellos liderados por Gómez Centurión o Espert».

Analía del Franco considera que «la elección de 2021, legislativa, habilita a aventurarse a votar a la oposición, inclusive partidos chicos tanto de izquierda como derecha. En esta línea creo que JxC es probable que tenga más conflicto en la atomización de su propio electorado que en la disputa con el FdT».

FUENTE (PAGINA 12 /Raúl Kollmann)

A %d blogueros les gusta esto: