Es necesario revisar la instalación sanitaria domiciliaria para evitar incrementos en el consumo de agua corriente

En promedio, una vivienda familiar debería utilizar unos 30 metros cúbicos por bimestre, con un consumo racional y eficiente.
Con el fin de promover el uso racional del agua potable y, a su vez, hacer más equitativa la tasa por Servicios Sanitarios, se implementó el sistema de cobro por consumo que es liquidada en base a las mediciones realizadas en cada hogar.
En el caso de recibirse la tasa con un consumo mayor al que se utiliza, se recomienda a los vecinos realizar una revisión completa de las instalaciones domiciliaras para asegurar su correcto funcionamiento y asegurar la calidad del agua que se consume.
Las redes de agua necesitan mantenimiento periódico y pueden producirse pequeñas pérdidas en canillas o cañerías que incrementan continuamente la cantidad de agua utilizada, por lo que es necesario repararlas para evitar el derroche.
En los casos en que, luego de esta revisión, el consumo no guarda relación con la tasa, puede realizarse una inspección de cada caso particular y, en todo caso, reemplazar el medidor.
En caso de detectar irregularidades, deberá realizarse un reclamo al teléfono 147 o a obras.sanitarias@chascomus.gob.ar, indicando como mínimo el domicilio y un teléfono de contacto.
El objetivo de este sistema es evaluar el consumo para garantizar la sustentabilidad del servicio y las reservas naturales.
Para esto resulta imprescindible el control del consumo, aspirando a poder determinar que la cantidad extraída de la napa subterránea quede balanceada con la reposición natural y asegurarles a las próximas generaciones la provisión de este bien esencial.

A %d blogueros les gusta esto: