El ex marido de Débora Pérez Volpin pidió el esclarecimiento de su muerte

Los restos de Débora Pérez Volpin ya descansan en el Panteón de los Asturianos del Cementerio de la Chacarita, pero las dudas en torno a su muerte aún perduran. Por eso, no sorprende que, más allá del dolor inconmensurable por haber enterrado a la madre de sus hijos apenas horas antes, el pedido de justicia por la periodista y legisladora porteña haya partido de Marcelo Funes, su ex marido.
Con el hashtag #JusticiaporDebora, el camarógrafo volcó en su cuenta de Instagram acaso el sentir no sólo del entorno familiar sino amigos, allegados, ex compañeros y gente anónima como los miles que desfilaron por la Legislatura para darle el último adiós.
“Estaba orgullosa en su nuevo lugar de trabajo. #debbie #deboraperezvolpin #lerobaronlavida #justiciaporDebora” fue el posteo completo del papá de Agustín y Luna junto a una imagen donde se la puede apreciar a Débora sonriente y con un enorme ramo de flores en su despacho.
Como un reguero de pólvora, el hashtag no tardó en expandirse y replicarse en Twitter, Instagram y Facebook a través de mensajes de colegas, amigos y seguidores, muchos de los cuales fueron retuiteados por el propio Funes.
Por la muerta de la ex conductora de Arriba Argentinos hay radicada una denuncia en la comisaría N° 23 de la Ciudad de Buenos Aires realizada por su última pareja, el periodista deportivo Enrique Sacco.
A partir de la misma se dio comienzo a una investigación que intenta determinar qué pasó durante la endoscopía y si hubo mala praxis por parte del equipo médico que le realizó el estudio.
En tanto, de la autopsia realizada el miércoles se desprendió que el cuerpo de Pérez Volpin presentaba lesiones en el estómago y el esófago, las cuales, según el abogado de la familia, Diego Pirota, no tienen dudas que se produjeron durante el estudio.
“Está claro que Débora ingresó sana, sin ninguna patología declarada y sin ninguna situación severa y en menos de 15 o 20 minutos falleció de una manera muy crítica. Si la lesión fue por falta de prudencia, por un error involuntario o por el mismo procedimiento, lo desconozco, pero existió. Si se ve un sangrado hay una lesión. No tengo dudas de que algo sucedió”, afirmó el letrado, quien agregó que “si no hubo mala praxis los miembros de su familia lo van a aceptar” y que “no se busca venganza ni un responsable porque sí, se quiere saber lo que pasó”.
Además, en las últimas horas Pirota cuestionó también la información difundida por la Clínica respecto del aparente estado de salud de Pérez Volpin antes de ingresar a la misma.
“Resulta sorprendente lo revelado por el centro de salud atento que ello formaría parte de un secreto profesional que la clínica tiene el deber de compartir solo con su paciente y, en todo caso, con un requerimiento de la autoridad judicial. Los profesionales de la salud no pueden hablar de la historia clínica de un paciente con nadie sin la debida autorización”, expresó el abogado, quien calificó como “un acto de una enorme irresponsabilidad” haber difundido la versión de un supuesto cuadro de hepatitis importante, líquido en la cavidad abdominal y alrededor del hígado, derrames en el tórax, principio de hipertensión portal (una afección hepática) e ictericia.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.