Fernán Quirós habló sobre el «pasaporte sanitario» en la Ciudad

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, descartó, por el momento, implementar un “pasaporte sanitario” para habilitar solo a aquellas personas que están vacunadas para realizar actividades. El funcionario argumentó que todavía “no hemos podido completar la vacunación de todos los que quieren vacunarse”. El Gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció que permitirá un aforo especial para los vacunados en distintos lugares públicos.

En la conferencia de prensa que brindó este martes a la mañana, Quirós explicó que los llamados “pasaportes sanitarios” “se utilizan mucho por dos motivos: primero para garantizar la seguridad de las personas que hacen actividades sociales; y segundo, y muy importante, es estimular a los que aún están analizando si vacunarse o no, darles un estímulo para que se decidan y se vacunen».

«En un contexto donde ya todas las personas que se quisieron vacunar hayan podido hacerlo, me parece que es un instrumento para evaluar y evaluar su impacto«, opinó.

Sin embargo, el ministro admitió que en la Ciudad aún no se ha podido completar el plan de vacunación (recién el viernes se habilitó la inscripción de mayores de 25 años), por lo que “todavía no es el tiempo de ese tipo de medidas”.

La medida en la provincia de Buenos Aires

Este lunes, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció que -producto de la efectividad de la campaña de vacunación- la próxima semana se “ampliarán los aforos permitidos en actividades que se realizan en establecimientos cerrados” y ese adicional “será para la población que haya recibido la primera dosis hace más de 21 días”. “Es una forma de reconocer también a quienes han optado por vacunarse, ya que se protegen a sí mismos pero también cuidan a los demás”, afirmó el gobernador.

Las personas podrán demostrar que están vacunadas con las aplicaciones Buenos Aires Vacunate o Mi Argentina, o con el carnet que se extiende en los vacunatorios.

Quirós sostuvo que «faltan detalles para comprender cómo se va a implementar” y por eso no puede “opinar mucho sobre la medida en particular». “Probablemente en el futuro serían unas medidas para analizar y evaluar también la experiencia internacional al respecto», señaló el ministro.

En Francia, el gobierno activó su proyecto de ley para hacer obligatoria la vacunación del personal hospitalario, ampliar la imposición del pase sanitario en bares, restaurantes, centros comerciales y otros lugares públicos, y aislar a las personas positivas por diez días.

La decisión fue mal recibida por militantes antivacunas que realizaron una manifestación bajo el slogan “MACRON, TU PASE AL SANITARIO”.

Por otro lado, Israel -que padece un aumento de casos a pesar de haber hecho una campaña de vacunación exitosa- había instaurado el uso del “Pase verde” en febrero y las autoridades sanitarias pidieron al primer ministro Naftalí Bennett que imponga nuevamente la medida. El Gobierno israelí se vio obligado a imponer nuevas medidas sanitarias como el uso de barbijos en espacios públicos cerrados.

La situación sanitaria en CABA

Quirós destacó que la Ciudad lleva «de ocho a diez semanas con un descenso permanente de casos». «En las últimas semanas hubo un descenso un poco menos empinado, pero seguimos descendiendo los casos en la Ciudad. Pasamos del pico de 2.800 casos diarios a 900″, precisó.

A la vez, defendió la decisión de habilitar el «regreso al régimen habitual» de clases presenciales, como «antes de la pandemia», para alumnos de todos los niveles, tal como anunció Rodríguez Larreta este lunes.

«Tenemos nuestro plan de progresión en la Ciudad y se lo explicamos a la comunidad y en base a eso vamos avanzando», señaló Quirós.

En ese sentido, el funcionario porteño rechazó las críticas del viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, quien consideró que la medida es «peligrosa».

«No solemos hacer análisis ni interpretaciones ni comentarios de lo que otros funcionarios de otras jurisdicciones hacen, de manera que no tengo mucho para comentar. Son los ciudadanos los que tienen que tienen que tomar su opinión sobre cada comentario», señaló Quirós, quien evitó polemizar con el número dos del Ministerio de Salud bonaerense.

Hasta el momento, la Ciudad de Buenos Aires contabiliza un total de 475.942 contagios de coronavirus y 11.212 muertes. En tanto, en lo que respecta a la campaña de vacunación, el distrito capitalino aplicó 2.354.014 dosis: el 56,7 por ciento de los porteños recibieron al menos una dosis, mientras que el 17,2 por ciento de la población logró completar el esquema de inmunización.

(Fuente: Página 12)

A %d blogueros les gusta esto: