Fernán Quirós: “No hay una privatización del plan de vacunación en la Ciudad”

A una semana del escándalo del vacunatorio VIP, el Ministro de Salud porteño cuestionó que desde el gobierno nacional “quieran meter a todos en el barro” a raíz de la denuncia que le hicieron a la Ciudad

 

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, no solo negó la existencia de un vacunatorio VIP en Ciudad de Buenos Aires sino también que exista una privatización del plan de vacunación en su distrito.

“No hay una privatización del plan de vacunación en la Ciudad”, remarcó el funcionario, quien además cuestionó que desde el gobierno nacional “quieran meter a todos en el barro” a raíz de la denuncia que le hicieron a la Ciudad.

El martes 24, el fiscal Carlos Stornelli imputó a Quirós y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y ordenó que se investigue si suscribieron convenios para entregar dosis a obras sociales y empresas de medicina prepaga para uso exclusivo de sus afiliados.

“Hace más de 20 años que en la ciudad las vacunas del calendario nacional se distribuyen en distintos sectores porque la vacunación es gratuita, universal y equitativa y se aplica en cualquier lugar”, explicó el Ministro al ser entrevistado en CNN Radio.

“Hasta el Ministerio de Salud de la Nación entrega vacunas a las obras sociales y privados de manera directa porque (las vacunas) son un bien público. Lo que hacemos en la ciudad es lo que se hace en la Argentina hace décadas, no entiendo cual es la discusión”, se preguntó Quirós ante la denuncia en su contra.

El funcionario explicó que para evitar la distribución inequitativa, el gobierno porteño tomó la precaución de firmar un convenio con cada entidad que recibe las vacunas. “Ellos se hacen responsables del cuidado del frío, de aplicarla, de documentar la vacuna y de aplicarla a gente que está en la etapa de aplicársela”, remarcó. Al mismo tiempo aclaró que “les damos las vacunas proporcionales a la nómina que tienen”.

Campaña de vacunación en Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo February 3, 2021 REUTERS/Matias BagliettoCampaña de vacunación en Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo February 3, 2021 REUTERS/Matias Baglietto

Para Quirós “fue una semana muy dolorosa” porque se armó un “revuelo conceptual y emocional” y la gente empezó a mostrarse desconfiada y confundida frente al plan de vacunación.

Por eso, para llevar tranquilidad a la población fue tajante: “No se puede privatizar un bien público que se está distribuyendo gratuitamente”.

A una semana del escándalo por el vacunatorio VIP, que desencadenó en la renuncia de Ginés González García a la cartera sanitaria nacional, Quirós fue contundente: “En la ciudad de Buenos Aires te puedo asegurar que no hay ningún vacunatorio VIP”.

“Vamos etapa por etapa. Primero el personal de la salud, luego personas por edad, luego los trabajadores estratégicos, luego las personas de 18 a 59 años que tienen alguna enfermedad y últimos los funcionarios. No vamos a usar la vacuna de nadie hasta que no nos toque el turno al final de la fila”, indicó.

Hasta el momento, la Ciudad lleva aplicadas unas 120 mil dosis, de las cuales el 80% corresponden al primer componente. “Vacunamos a medida que nos van dando vacunas. Estamos vacunando a 8 mil personas por día pero podemos vacunar hasta 25 mil personas”, dijo con respecto a la capacidad que posee su ministerio, que tiene la misión de inocular a 1,2 millones de porteños.

Hasta el momento, la Ciudad lleva aplicadas unas 120 mil dosis, de las cuales el 80% corresponden al primer componenteHasta el momento, la Ciudad lleva aplicadas unas 120 mil dosis, de las cuales el 80% corresponden al primer componente

Si se concreta la llegada de las nuevas vacunas provenientes desde Rusia y la Ciudad recibe las dosis prometidas, Quirós dijo que a partir del miércoles podrían empezar a otorgar los turnos a las 65 mil personas que ya se inscribieron por la página web.

Consultado acerca de su futuro político, Quirós insistió en que no es prioridad en este momento: “No me veo haciendo otra cosa que siendo ministro de Salud. Estoy demasiado metido en la pandemia, estoy tratando de atajar el dolor que cada semana es más complejo. Veo las encuestas cuando las publican en el diario. Yo no soy la esperanza de nada”

Y aclaró que no está pensando en las elecciones porque la pandemia no se lo permite. “No tengo ni un segundo para dedicarme a ese tema. Mi ministerio en particular no puede levantar la cabeza”, concluyó el Ministro. (Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: