Fernández aseguró que le enviaron la vacuna rusa, pero no la usará hasta que llegue masivamente

El Presidente reveló que en el comienzo de las conversaciones con los rusos recibió dos dosis, pero que no las usó porque “no me parece justo”.

El Presidente Alberto Fernández aseguró hoy que se aplicaría la vacuna rusa que Argentina comprará para combatir el coronavirus, y afirmó que ya posee dos dosis pero no las utilizó porque “no me parece justo”.

“Si estuviera la vacuna rusa en diciembre acá, por supuesto que me la daría”, aseguró Alberto Fernández en declaraciones a Sputnik Mundo, un medio perteneciente al Gobierno de Rusia. En la charla, el presidente reconoció que “me han ofrecido vacunarme, pero la verdad no me parece justo, por eso no me vacuné”.

En ese sentido, reveló que “tengo dos muestras que me mandaron de Rusia al comienzo de la discusión [para la adquisición], pero no me parece justo que yo me vacune y otros argentinos no puedan vacunarse, más allá de que yo sé la responsabilidad que tengo”. Y señaló que no quería abusar del “privilegio de ser presidente”.

Esta tarde el Presidente anunció la compra de 25 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, desarrollada íntegramente en Rusia y que aún se encuentra en fase de experimentación, si bien el Gobierno de ese país comenzó a usarla.

“Estarían en condiciones de darnos 10 millones de cada una de las dos dosis (que requiere la vacuna), las podemos tener en diciembre acá y en los primeros días de enero podríamos tener, según me dicen, 15 millones de dosis más”, detalló el jefe de Estado.

De este modo, ya “para diciembre podríamos tener vacunas y podríamos comenzar la vacunación”, estimó. En tanto, si el acuerdo se completa en enero calculó que “la mitad de la población argentina estaría vacunada”.

Misión a Rusia

Fernández sostuvo que aún no hay un acuerdo sobre el precio que el país pagará por la vacuna, pero indicó que el anuncio fue precedido por negociaciones con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) “desde hace ya bastante tiempo, tratando de ver cómo evoluciona la vacuna”.

“A nosotros nos importa mucho tener la primera vacuna que salga en el mundo, que nos ayuden a tenerla en Argentina”, añadió el mandatario.

Sobre el reciente viaje secreto de funcionarios argentinos a Rusia, Fernández aseguró que “a diferencia de otros que fabrican vacunas, no teníamos en Argentina un interlocutor con el que pudiéramos hablar (en Rusia); entonces personalmente combiné un viaje a Rusia de la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, y Cecilia Nicolini, que es una asesora mía en mi condición de presidente”.

El acuerdo alcanzado con Rusia se concretó tras el viaje a Moscú, que tuvo lugar entre el 17 y el 26 de octubre. También fue integrante de la comitiva presidencial una funcionaria del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Raquel Méndez.

El Presidente indicó que la misión argentina fue a ver “el nivel de desarrollo de la vacuna tenía y la factibilidad de lograr ese objetivo”. Y aseguró que “los resultados fueron muy buenos, porque el nivel de desarrollo de la vacuna es muy avanzado: por lo que nos dicen están culminando la fase 3″.

“Seguimos avanzando, y lo que hemos logrado es ponernos, como yo llamo, online: cada paso que se da en Rusia y en la Organización Mundial de la Salud (OMS) para verificar la calidad y la aprobación de la vacuna ahora se está dando en Argentina”, cerró. (DIB) JG

A %d blogueros les gusta esto: