Fernández: “La reforma de la justicia no busca que yo ponga jueces amigos”

«Sigo esperando que la Cámara de Diputados se digne a tratar la reforma que he propuesto para la justicia federal”, indicó.

 

Mientras la Corte Suprema daba a conocer el fallo que limitaba temporalmente el traslado de Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, el presidente Alberto Fernández volvió a hablar este martes del proyecto del oficialismo para reformar la justicia y dijo que no busca poner “jueces amigos”.

“Sigo esperando que la Cámara de Diputados se digne a tratar la reforma que he propuesto para la justicia federal”, indicó Fernández al encabezar un acto en la localidad de Avellaneda. Y aseguró que la iniciativa “no busca que ponga jueces amigos ni los traslade de un lugar a otro, ni los ponga como subrogantes del juzgado que me conviene, sino que busca jueces dignos, éticos, moralmente irreprochables”.

El discurso del Jefe de Estado tuvo lugar al mismo tiempo que la publicación del fallo de la Corte, que confirmó a los dos jueces desplazados por el oficialismo pero hasta que se realicen nuevos concursos, lo que para los magistrados es “una derrota”.

“Es necesario que la Justicia funcione, que tengamos jueces preparados técnicamente, jueces probos y una justicia rápida. Son tres cosas para que el Estado de derecho funcione”, afirmó al inaugurar las obras realizadas en el edificio donde funciona el Departamento Judicial Avellaneda/Lanús. Además, ponderó por que los bonaerenses “tengan herramientas para que se pueda juzgar rápidamente el crimen organizado” y que “la ciudadanía tenga la justicia que se merece”.

Según el presidente, “los años que nos precedieron no fueron un buen ejemplo” del funcionamiento del Estado de derecho. “Los espías entre los jueces no fue una buena idea, usar jueces para perseguir a la oposición no fue una buena idea. Eso es el mal uso de las instituciones de un gobierno de turno y eso nosotros no lo queremos”, afirmó.

“Cuanto más presencia policial hay en las calles, más se previene el delito y menos seguros se sienten los que delinquen porque saben que la posibilidad de apresarlos son más cercanas”, aseguró Fernández luego y subrayó que “el problema de la inseguridad no lo padecen los ricos”, sino las clases populares. “A ellos debemos darle una respuesta”, sostuvo. (DIB) FD

A %d blogueros les gusta esto: