Fernández se mostró optimista de cara a la nueva etapa de la cuarentena en el AMBA

«Pareciera ser que la tensión ha cedido», dijo el Presidente sobre la evolución del coronavirus en esa región

Mientras el Gobierno nacional ya empezó a delinear lo que será la nueva etapa de la cuarentena después del 30 de agosto, el presidente Alberto Fernández mostró cierto optimismo este martes en torno a la evolución de la pandemia de coronavirus al asegurar que “pareciera ser que la tensión ha cedido” en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y que se ha “alcanzado una meseta” en el ritmo de contagios en esa región del país.

“Todos estamos viendo cómo han aparecido nuevos picos. Pero pareciera ser como que la tensión que vivimos en la ciudad y el Gran Buenos Aires ha cedido, y pareciera ser que hemos alcanzado una meseta, que los casos crecen ordenadamente”, dijo el mandatario.

Así lo afirmó al encabezar un acto desde la residencia de Olivos, a través de una videoconferencia, en la que anunció obras públicas para las provincias de Santiago del Estero, Catamarca, Mendoza, La Rioja y San Luis. No obstante, el mandatario expresó que “de repente aparecen problemas en el interior del país” y agregó: “Todos estamos muy atentos a lo que pasa en cada provincia argentina”.

Asimismo, el jefe de Estado sostuvo que el Gobierno “sigue preocupado por que el sistema sanitario responda para evitar que la gente se contagie” y agregó que “nada nos ha impedido pensar en cómo poner de pie la economía argentina”.

Las declaraciones del Presidente se conocen en el marco de una semana en la que el Ejecutivo empezó a delinear los pasos del aislamiento que termina este 30 de agosto, y en la previa de la reunión que tendrá con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta para decidir cómo continua la nueva etapa a partir del lunes.

Desde la Provincia, donde existen 43 municipios del interior en la fase 5 del aislamiento social, con la mayoría de sus actividades habilitadas, mientras que otros 53 permanecen en la etapa 4 y los restantes 39 del AMBA siguen en la fase 3, se vienen mostrando cautos. Este martes, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, volvió a poner un freno a la ilusión de avanzar en una mayor apertura de actividades. “La propuesta de la Provincia sería que bajemos los casos primero antes de aumentar los riesgos de contagios, es decir antes de aumentar la actividad”, dijo.

Kreplak se mostró positivo, aunque cauteloso, ante la evolución de los contagios en el AMBA, tal como lo había destacado el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán. “En el AMBA se bajó la velocidad de crecimiento. No logramos bajar los casos, sino que logramos administrarlos mejor. Vamos a la misma velocidad de crecimiento, pero no aumentamos la velocidad de crecimiento”, explicó. Y ante la pregunta sobre si ante la nueva extensión del aislamiento preventivo la Provincia quiere seguir sin cambios, contestó: “No es que nos guste, pero queremos reducir antes la cantidad de casos y creemos poder hacerlo en los próximos 15 días”.

En la Ciudad, en tanto, sostienen la idea de la meseta estable, con una tendencia a la baja. Incluso con el R, que refleja el índice de contagiosidad, debajo de 1. Y en ese argumento se instalarán otra vez para intentar avanzar aperturas con actividades. Todavía quedan pendientes algunas de la etapa 2, mientras que habrá que ver cuáles de la 3 se pondrán en la mesa de negociación el viernes en la cumbre entre los mandatarios.

El “take away plus”, o la apertura de restaurantes sin mozos ni servicio, pero con mesas en las veredas, es uno de los pocos ítems pendientes de la etapa 2. También el regreso paulatino del estacionamiento medido, que está suspendido. Otro punto de análisis serán los gimnasios, que también están cerrados hace cinco meses y, ante el permiso que se le dio a la práctica de los deportes individuales, intentan volver a trabajar. (DIB) FD

A %d blogueros les gusta esto: