García se mostró a favor de restringir la circulación para frenar el crecimiento de casos

La ministra de Gobierno bonaerense sostuvo que, «si la situación sigue avanzando y el virus sigue creciendo, la única alternativa luego va a ser cerrar y eso es lo que no queremos».

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, se mostró este viernes a favor de restringir la circulación para «frenar el crecimiento exponencial del coronavirus» y dijo que el gobierno de Axel Kicillof aguarda a que el Poder Ejecutivo nacional publique el decreto para adoptar definiciones en el territorio.

«Vemos lo que pasa en otros países del mundo, que están frente a la segunda ola y debieron restringir actividades. La discusión de esta semana pasó por restringir horarios y transporte, ya que ello baja la cantidad de contagios», planteó la funcionaria en declaraciones a El Destape Radio.

En ese marco, sostuvo que, «si la situación sigue avanzando y el virus sigue creciendo, la única alternativa luego va a ser cerrar y eso es lo que no queremos», e insistió con que, en la provincia de Buenos Aires, no quieren «que se paralice la actividad económica».

«En principio estamos esperando las precisiones del decreto nacional, que va a ser el rector de todas las provincias y que tiene dos componente: restricción en el transporte público y en la nocturnidad. No sabemos cuál va a ser la franja horaria, estimamos que entre las 22, 23 ó 24 y las 6», explicó al ser consultada sobre las medidas que se conocerán en las próximas horas.

Así, planteó que una vez que el Poder Ejecutivo publique el decreto en el Boletín Oficial, la provincia tomará sus «definiciones».

«El virus circula porque circulan las personas. Estamos en un número muy alto de contagios y es una irresponsabilidad no mirarlo»

En ese marco, García recordó que esta semana Kicillof «se reunió con intendentes de la costa, con epidemiólogos, con jefes comunales de toda la provincia junto al área de salud para hablar de la campaña de vacunación».

Además, aseveró que se está «sobre la realidad de los municipios permanentemente, pero esperando la definición general».

Reconoció que, si bien habrá reacciones en contra sobre las restricciones en la nocturnidad, «hay que entender que hay gran cantidad de contagios en juntadas y reuniones sociales ampliadas».

«El virus circula porque circulan las personas. Estamos en un número muy alto de contagios y es una irresponsabilidad no mirarlo», subrayó y advirtió que pese a que el país se encuentra «en pleno proceso de vacunación, todavía no hay inmunidad en la sociedad y hay que tomar decisiones que a veces no son simpáticas».

En tanto, sostuvo que se discutirá el horario de la nocturnidad «con los jefes comunales, «que es lo que genera más rechazo, cuando esté la definición nacional». No obstante, confió en que, con ello y con la restricción en el transporte público, se logrará «limitar la circulación».

«Es imposible pensar que la gente no se va a contagiar en reuniones ampliadas en la playa o en fiestas clandestinas de 600 personas. No se puede seguir exponiendo a una sociedad que se ha cuidado tanto», finalizó. (Fuente: Télam)

A %d blogueros les gusta esto: