Gran Buenos Aires: el 70% de los hogares se endeudó o redujo consumos

Según un informe del Indec, una gran mayoría de bonaerenses admitió haber adoptado alguna «estrategia» para hacer frente al impacto del Covid-19 en su economía.

La pandemia de coronavirus alteró por completo la vida y los bolsillos de los hogares argentinos, que se vieron masivamente forzados a adaptarse para sobrevivir en el nuevo contexto. Y de acuerdo a un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el 70,6% de los hogares del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) se endeudó, generó nuevos ingresos, utilizó ahorros o vendió alguna de sus pertenencias y/o redujo el consumo de al menos un alimento el año pasado para hacer frente al impacto de la pandemia de coronavirus.

De ese porcentaje, el 46% de los hogares implementó dos o más de esas medidas durante la pandemia, siendo el uso de ahorros o venta de pertenencias la más utilizada (44,7%), seguida por el endeudamiento (41,5% de los casos), según el relevamiento del Indec en el área integrada por la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

La proporción crece del 70,6 al 78% si se toman en cuenta solo los hogares cuyo jefe o jefa tiene el nivel educativo más bajo. Las cifras están contenidas en la segunda parte del “Estudio sobre el impacto de la COVID-19 en los hogares del Gran Buenos Aires (GBA)”, realizado entre agosto y octubre del 2020 y difundido este lunes.

El resultado del informe mostró también que el 81,1% de los jefes y jefas de hogar asalariados de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense que mantuvieron en pandemia su puesto de trabajo previo lograron sostener su nivel de ingresos. No obstante, mientras que para los jefes y jefas registrados esa situación alcanzó al 83,8% de las consultas, en el caso de los no registrados el porcentaje descendió al 67,2%.

Por otro lado, el trabajo indicó que en el 48% de los hogares al menos uno de sus miembros recibió alguna transferencia estatal nueva. Así, incluyendo a los hogares que recibían prestaciones previas, la cobertura estatal alcanzó al 72,6% del total.

En este punto, se supo que el 68,3% de los hogares con jefe o jefa asalariado no registrado recibió las prestaciones implementadas a partir de la pandemia en mayor proporción, superando en poco más de 20 puntos a la cobertura de los hogares con jefes y jefas asalariados registrados.

En el caso de los hogares con jefas y jefes que trabajaban de manera independiente y no realizaban aportes, las medidas nuevas cubrieron al 63,9%, lo que supera en 26,3 puntos porcentuales la cobertura de los hogares con jefes y jefas trabajadores independientes que realizaban aportes. (DIB) FD

A %d blogueros les gusta esto: