Guzmán: “El frente gobernante está alineado, queremos resolver el problema con el FMI este año”

El ministro de Economía confirmó que la hoja de ruta para arreglar un nuevo acuerdo se iniciará con el programa económico que enviará al Congreso en la primera semana de diciembre.

 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró esta mañana que las negociaciones que está llevando adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuentan con el aval del toda la coalición gobernante, incluida la vicepresidenta Cristina Fernández Kirchner, y confirmó que quieren “resolver el acuerdo este año”.

“El frente gobernante quiere, está alineado, con una visión de cómo se resuelve este problema. Buscamos un acuerdo, pero no cualquiera. Estamos enfocados, haremos todo para resolver este asunto lo antes posible. Queremos resolverlo este año”, dijo en declaraciones a Radio Con Vos.

Además, indicó que la hoja de ruta para llegar a un acuerdo se iniciará con el nuevo programa económico que será enviado al Congreso en la primera semana de diciembre para tratar con la oposición.

“Todos estamos en la misma página, todos queremos resolver los problemas de la Argentina”, dijo cuando se le preguntó si las negociaciones con el Fondo contaban con el apoyo de la vicepresidenta.

“El endeudamiento que se tomó el gobierno anterior con el FMI de US$44.000 millones es un problema muy grave para la Argentina y nosotros no tenemos hoy la capacidad para hacer frente a los vencimientos tal como están programados. Por eso buscamos refinanciarlo y para eso hace falta un acuerdo. Todos queremos un acuerdo sustentable”, indicó.

Además, señaló que tiene “un diálogo muy fluido y muy valiosa” con la expresidenta. Y ratificó el mensaje grabado que envió el Presidente el domingo a la noche, una hora después de conocerse el resultado electoral. “El Presidente explicó que es una decisión política la de avanzar y buscar que en diciembre se pueda enviar el proyecto de ley al Congreso y que refleje los entendimientos con el FMI. Tiene el respaldo de todo el Frente de Todos, incluido el de la vicepresidenta de la Nación y el presidente de la Cámara de Diputados”, comentó.

Luego explicó que, por ley en la Argentina, se debe aprobar el acuerdo con el FMI en el Congreso. “Nosotros vamos a enviar al Congreso de la Nación todos los entendimientos que hayamos alcanzado con el FMI. Primero se negocia con el staff, se busca llegar a un acuerdo, y luego será sometido a la aprobación del Congreso para que lo ratifique, como establece la ley de Fortalecimiento de la sostenibilidad de la deuda pública. Después lo tiene que aprobar el directorio”, explicó.

En ese sentido dijo: “Haremos todo para resolver este problema lo antes posible, queremos resolverlo este año, por supuesto que no es un solo lado quien está en la negociación, son dos”.

Cuando se le preguntó sobre los detalles del programa, señaló que “el punto de partida es entender que lo que ha detenido el crecimiento económico históricamente ha sido la falta de divisas, la llamada restricción externa y, por lo tanto, ese es el principal escollo a superar”.

“Se debe lograr articular un conjunto de condiciones macroeconómicas, con un rol del Estado desde la política productiva. Para que el mercado interno pueda crecer es fundamental que el Estado pueda cumplir su rol apuntalando el crecimiento de la demanda, que es lo que viene ocurriendo. El programa anterior con el FMI fue basarse en la primicia que la contracción del gasto iba a generar un efecto de confianza y que eso iba a bajar el costo del crédito y le iba a permitir a la Argentina recuperarse de esa manera e iba a haber más inversión. Eso no funciona. Nosotros queremos desde el rol del Estado que pueda seguir impulsado el crecimiento de la demanda”, comentó.

Al mismo tiempo, señaló que el impulso del Estado en la economía debe ir haciéndose “de una manera que vaya ordenando las cuentas públicas”. “Pero, como dijo el Presidente, el superávit fiscal virtuoso siempre es hijo del crecimiento, no del ajuste, y esa es la base sobre la cual negociamos”, detalló.

“Se ve cómo ha ido evolucionando una transformación del FMI desde una visión que fue la que preponderó en el gobierno anterior a donde estamos parados hoy, en el rol de la política fiscal, monetaria, el hecho de que la inflación es un fenómeno multicausal y no solamente monetario. Se ha avanzado en muchos entendimientos. Ahora queda un camino por recorrer y eso lo buscamos dar lo más pronto posible”, manifestó.

Sobre la inflación

Guzmán también fue consultado sobre la inflación y dijo que “lo que ocurrió este año era muy difícil de predecir para todo el mundo”. Luego señaló que “ha habido una disrupción de las cadenas productivas que afectó la oferta de productos en el mundo y, al mismo tiempo, la pandemia cambió los patrones de consumo”.

“Que la Argentina aumente mucho sus niveles de exportaciones y, por lo tanto, cuente con más dólares y más capacidad de mantener una política cambiaria de mayor estabilidad y menor depreciación lleva tiempo. Resolver el problema de las deudas que pone una carga de demanda de divisas, que implica más presiones inflacionarias, también lleva tiempo. A todo eso se le sumaron las presiones internacionales. El problema inflacionario es uno de las dos principales ocupaciones de la política macroeconómica, generar empleo y bajar la inflación”, indicó.

El ministro proyectó en noviembre “una reducción tanto de la tasa de inflación intermensual como de la tasa de inflación interanual”. Y dijo que esperan que “todos los próximos meses se vaya verificando una reducción de la tasa de inflación interanual”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: