Información importante para efectuar poda sobre el arbolado público urbano

Con el fin de preservar el arbolado público el frentista puede solicitar permiso de poda anexando el podador autorizado. De esta manera, se hace saber a los vecinos que para llevar adelante esta acción, se debe solicitar información en la oficina de Mesa de Entradas de la Secretaría de Servicios Públicos, ubicada en Juárez N° 375 entre Chacabuco y Maipú.
El arbolado urbano en su totalidad, independientemente de quien dispuso el mismo en el lugar o su razón pertenece a la Municipalidad, siendo los mismos un bien público; por esta razón existen leyes que los protegen a nivel Nacional, Provincial y en Ordenanzas Municipales.
Esta misma razón genera controversia dentro de su mantenimiento, donde se cometen grandes errores causando daños irreparables a nuestra ciudad que cuenta con ejemplares de más de 100 años formando parte del patrimonio.
De este modo el frentista recibe la información necesaria en cada caso y accede a una planilla de Permiso de Intervención del Arbolado Público que es rubricada por el vecino frentista al completarla con los datos solicitados, disponiendo del Registro de Podadores Autorizados por el municipio y en menos de una semana se responde lo que es poda de época.
El Registro de Podadores Autorizados lo comprenden aquellos vecinos que han aprobado los Cursos de Poda que gratuitamente brinda el Municipio. Si las tareas de intervención realizadas por algún podador, no se corresponden con la autorización o con las técnicas desarrolladas en los cursos, se lo retira del mismo listado y se solicita la intervención de la justicia. En algunos casos corresponde la multa y en otros además, la reposición del bien público.
El delito por daño al bien público se genera también secando o envenenando árboles. Estos ejemplares, sobre todo cuando los mismos son muy añejos que tienen un valor patrimonial dado su porte, a los cuales no se autoriza la extracción de ninguna de sus partes sin un análisis de un profesional con incumbencias que determine el causal de su secado.
En el caso que el vecino frentista considere necesaria la poda, y no se encuentre en condiciones de solventar este trabajo, podrá dirigirse a la Dirección de Políticas Sociales para solicitar el Permiso de Poda. De esta manera, un Trabajadora Social, realizará una visita al solicitante, a fin de constatar la situación de vivienda y calidad de vida, para asignarle un podador.

A %d blogueros les gusta esto: