Javier Gastón: “San Martín fue un hombre extraordinario que se atrevió a soñar en grande, haciendo posibles las cosas que eran imprescindibles”

¿Qué tenemos que aprender de San Martín? Que los contextos con los que tenemos que lidiar nunca serán los óptimos, siempre nos va a faltar algo, pero es imprescindible que seamos perseverantes y sigamos concretando los sueños que son de todos”, expresó el Intendente Municipal como parte de su mensaje durante el acto oficial en conmemoración al Paso a la Inmortalidad del General José de San Martín.
El último sábado se llevó a cabo el acto oficial al conmemorarse 169º aniversario del fallecimiento del General San Martín en el Teatro Brazzola que contó con la presencia de autoridades municipales, educativas, judiciales, docentes, alumnos y vecinos.
El Intendente Javier Gastón brindó el siguiente mensaje: Hoy nos encontramos para recordar a don José de San Martín. Un hombre que la historia se ha encargado, con justicia, de hacerlo grande.
Pero San Martín fue un hombre común. Un criollo correntino criado en España. Pero a quien sus inquietudes, intereses, lo llevaron a compartir con otros criollos una idea de nación y trabajar para concretarla. Hombre común que por sus decisiones ante la vida se fue transformando en un hombre extraordinario.
Hay un episodio que lo pinta de cuerpo entero y que quiero recordarlo en este 17 de Agosto. La Junta de Gobierno de Buenos Aires no le creía a San Martín, tenían serias sospechas sobre él, lo veían como un español. Él sabía esto, se daba cuenta perfectamente de cuáles eran los intereses en juego. Siendo gobernador de Cuyo y preparando el Ejército de los Andes le envía una carta al General Pueyrredón, que era parte de la Junta de Gobierno y más o menos lo entendía, le escribe para pedirle refuerzos.
Pueyrredón le contesta “le estoy enviando 709 burros, 4.500 municiones, 609 bayonetas, 3.000 caballos, ropa para que usted haga los uniformes y todo lo que pude conseguir. Y no me pida más carajo. Por qué lo que usted quiere hacer es imposible”.
Ante tal respuesta otro hubiera seguido siendo un buen administrador de Cuyo, como lo era, y listo. Pero San Martín le contesta por medio de una carta “Gracias por el envío. Le agradezco lo que ha hecho. Tiene razón usted, lo que yo quiero hacer es imposible. Pero es imprescindible”.
Sin duda un hombre extraordinario. No se achicó ante un presente horrible. Se atrevió a soñar en grande. Estableciendo prioridades fue haciendo posibles las cosas que eran imprescindibles.
¿Qué tenemos que aprender de San Martín? Que los contextos con los que tenemos que lidiar nunca serán los óptimos, siempre nos va a faltar algo, pero es imprescindible que seamos perseverantes y sigamos concretando los sueños que son de todos.
Nos une a todos una profunda vocación por hacer, y la convicción de que la trasformación de nuestra sociedad solo es posible de una manera, trabajando todos juntos.
Tenemos que seguir planteándonos objetivos comunes para crecer como pueblo. Tarea imprescindible para hacer de nuestro Chascomús una ciudad amable, donde cada uno pueda encontrar la felicidad.
Hemos nacido para desplegar proyectos que nos den dignidad, tarea que lleva tiempo, esfuerzo y mucha entrega. Tarea colectiva por excelencia. Todos estamos invitados a hacer grande nuestro pueblo, nuestro presente y nuestro futuro.
Que el espíritu de este hombre común y extraordinario a la vez, nos guíe en nuestra vida cotidiana. Seamos todos San Martín”.
Al finalizar las palabras alusivas, los alumnos de 4to y 6to año de la EP Nº 55 Prof. Manuel Almada, interpretaron una canción; y la Banda Municipal de Música hizo lo propio deleitando a los presentes con un breve repertorio antes de despedir a las Banderas de Ceremonia.

A %d blogueros les gusta esto: