La AJB expresó su rechazo: La Corte sigue poniendo en peligro nuestra salud”

La Suprema Corte decidió la habilitación de las dependencias judiciales del Partido de la Costa. La AJB denuncia que no se encuentran garantizadas las medidas mínimas de prevención.

La AJB expresó su rechazo a la resolución que dispone el “funcionamiento pleno” a partir del 9 de septiembre de las dependencias judiciales del Partido de la Costa, perteneciente al Departamento Judicial Dolores, en virtud de no encontrarse garantizadas las medidas de prevención para evitar contagios de COVID-19. A ello debe agregarse que la Costa es zona de circulación comunitaria del virus.
“La Suprema Corte y la Procuración General siguen exponiendo la salud de las y los trabajadores, habilitando dependencias en localidades en las que hay circulación comunitaria del virus y en las que no se encuentran resueltas cuestiones básicas ligadas a las medidas de seguridad e higiene exigidas en los protocolos de prevención que la misma Corte y Procuración han establecido, como así las que desde el inicio de la pandemia viene reclamando la AJB y que no se encuentran contempladas en dichos protocolos”, señaló Pablo Abramovich, secretario General de la AJB.
En primer lugar debe considerarse que la única vía de propagación del virus conocida hasta el momento es la interacción entre las personas, por lo que resulta fundamental restringir a lo mínimo indispensable esa circulación, como así también cumplir con el distanciamiento social de dos metros.
En este caso en particular, la sola convocatoria a trabajar de manera presencial con la imposibilidad de respetar el distanciamiento en despachos y espacios comunes de descanso, configuran un riesgo de contagio irrazonable e innecesario para las y los trabajadores que prestan tareas en la sede del Juzgado de Paz, en el Anexo de Violencia -donde también funciona la Oficina de Mandamientos y Notificaciones-, el Juzgado de Garantías, la ORAC, defensorías y fiscalías, quienes a su vez se convierten en potenciales transmisores del virus a sus familias y el resto de la comunidad.
Entre los graves incumplimientos, cabe resaltar que ningún organismo cuenta con provisión de agua potable, los baños son públicos o compartidos entre las dependencias, y en la mayoría de las oficinas tampoco se encuentra garantizada la limpieza durante todos los días ni a lo largo de toda la jornada, y en algunos casos quienes la realizan no cuentan con los elementos de protección y de desinfección adecuados.

A %d blogueros les gusta esto: