La concejala Ana Francese brindó detalles del proyecto de ordenanza presentado. La ley está en estudio en el Senado de la Nación

Impulsan adherir al proyecto que busca prevenir cardiopatías congénitas

Se presentó en el Concejo Deliberante de Chascomús, un proyecto de ordenanza con motivo de estar cumpliéndose a nivel mundial la semana de prevención de las cardiopatías congénitas, la que culminará el próximo 14 de febrero.
La iniciativa fue impulsada por el bloque de concejales de Unidad Ciudadana, declarando de interés municipal la semana mundial de prevención de las cardiopatías congénitas. Al respecto la concejala Ana Francese señaló que “… en esta semana especialistas de todo el mundo, pacientes y padres y madres de pacientes con cardiopatías buscan concientizar sobre esta problemática. Por eso consideramos desde el bloque que integro que la iniciativa merece el acompañamiento y ayudar a su difusión y consideración por parte de toda la comunidad”.
En el artículo dos del proyecto de ordenanza, se propone que el Concejo Deliberante de Chascomús acompañe el proyecto de ley que se encuentra actualmente en tratamiento en las comisiones del senado de la nación, bregándose por su pronto despacho y aprobación.
En los extensos y amplios considerandos elaborados para presentar la iniciativa, se indica que “… cada año nacen más de un millón de bebés en el mundo con cardiopatías congénitas, siendo la segunda causa de muerte en el mundo en menores de un año”.
Explicó la edil de Unidad Ciudadana que “… en nuestro país tenemos estadísticamente comprobado que cada año nacen unos siete mil bebés con esta enfermedad”.
Se trata de una anomalía en la estructura y el funcionamiento del corazón, debido a una malformación del mismo, o de los vasos sanguíneos cercanos, durante el desarrollo embrionario.
Agregó en declaraciones periodísticas la concejal Ana Francese que “… más del noventa por ciento de las cardiopatías pueden solucionarse con una evaluación prenatal, realizando una ecografía al feto y evaluando su corazón en detalle. Este diagnóstico temprano permitiría opitmizar la atención del bebé apenas nace, dándole los cuidados especiales que necesita en un hospital preparado para atender este tipo de casos, lo que evitaría muertes y disminuiría las complicaciones tanto pre como post operatorias”.
En la iniciativa que está en tratamiento en el senado de la nación, se propone incorporar al Programa Médico Obligatorio (PMO) la derivación médica para la realización de un ecocardiograma doppler color fetal para las embarazadas entre las semanas 18 y 24, con el fin de lograr un diagnóstico prenatal de las cardiopatías congénitas.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.