La Iglesia católica sorprendió con una lavada postura contra el aborto legal y con un tono de batalla perdida

Comunicado oficial

Si bien la Conferencia Episcopal Argentina rechaza “la eliminación de la vida humana” hay muchas referencias a comprender cuáles son los motivos que pueden llevar a una mujer a querer interrumpir el embarazo. Piden ser escuchados

El aborto fue uno de los debates excluyentes de este viernes. Los tiempos se aceleraron tras conocerse que Mauricio Macri le daba libertad de conciencia a sus legisladores para tratar el tema, en una decisión inédita pata una Presidente argentino. Ahora llegó la voz que faltaba, la de la Iglesia, no sin sorpresa también: el comunicado es poco combativo y da la sensación de que están frente a una batalla perdida.
Aunque la declaración se titula “Respetuosos de la vida”, la novedad del texto es que anuncia que la curia se prepara para “un debate democrático” donde “los cristianos” también quieren “aportar su voz, no para imponer una concepción religiosa sino a partir de sus convicciones razonables y humanas”. Es decir, no hay exigencia de supremacía ni argumentos celestiales. La Conferencia Episcopal Argentina se opone a “la eliminación de la vida humana del que no se puede defender” para evitar “instaurar el principio de que los más débiles pueden ser eliminados” y “aceptar que unos pueden decidir la muerte de otros”. Los obispos admiten que, aunque “la vida humana es un don” y que “el anuncio de la espera de un hijo es una alegría que se comparte con familiares y amigos”, para otros, “la concepción de esa vida no fue fruto de un acto de amor, y hasta pudo haber sido consecuencia de una acción de abuso y violencia hacia la mujer”.
En la misiva también se hace una breve referencia, un tiro por elevación quizá, a la posición tomada, sistemáticamente, por las gestiones kirchneristas: “Hace unos años con la sanción de la Ley Asignación Universal por Hijo, el Honorable Congreso de la Nación demostró una vez más en su historia republicana un alto grado de sensibilidad humana a favor de la familia y de la vida de los niños y jóvenes más pobres. ¿No se podrá continuar por ese camino legislativo?”.Los funcionarios eclesiásticos también proponen como alternativa “prioritaria la educación sexual integral de la ciudadanía, en la que se fomente y capacite para la decisión libre y responsable de concebir una vida humana”. Al mismo tiempo, llaman a que se piense en “acompañar, desde lo social, las situaciones de conflicto y atiendan las heridas que quedan por sanar en quienes están atravesando por estas situaciones”.
El Episcopado renovó sus autoridades en diciembre, momento en que el Papa terminó diseñar a su imagen y semejanza a la conducción de su credo en el país.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: