La OMS dice que aún no sabe cuándo aprobará la Sputnik V contra el COVID-19

Lo afirmó Tedros Ghebreyesus, director del organismo. Dijo que dependía de un grupo de científicos que operan de manera independiente

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó hoy que la aprobación de la vacuna contra el COVID-19 rusa Sputnik V es una decisión técnica del grupo de especialistas que la estudia y que no puede adelantar cuando será adoptada.

Es un grupo que trabaja de manera independiente y que informará de sus conclusiones una vez que concluya sus labores”, dijo Ghebreyesus por videoconferencia en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo al contestar una pregunta sobre si la aprobación de la vacuna rusa por la OMS es asunto de “semanas y meses”.

En su intervención, destacó que la aparición de las vacunas anticovid “ha mostrado la luz al final del túnel”, pero recalcó la necesidad de que lleguen a todos los países de mundo. La OMS, añadió, se ha planteado como objetivo que para septiembre próximo este vacunado el 10 % de la población de cada país y el 30 % para fines de año.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Hoy señaló que aún no sabe cuándo su organismo aprobará la vacuna Sputnik V (Reuters)El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Hoy señaló que aún no sabe cuándo su organismo aprobará la vacuna Sputnik V (Reuters)

Nadie está a salvo mientras no lo estemos todos”, subrayó Ghebreyesus al insistir en la necesidad de esfuerzos mancomunados para luchar contra la pandemia. El ministro de Sanidad ruso, Mijaíl Murashko, indicó que la vacunación del 30 o 40 % de la población no proporciona la inmunidad de rebaño. Añadió que algunos especialista consideran que esta inmunidad puede conseguirse solo con la vacunación del 80-90 %, aunque precisó que esta no es la postura oficial de su cartera.

A fines de marzo pasado el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que septiembre de este año podría estar vacunado el 70% de rusos. Sin embargo la campaña de vacunación en Rusia avanza con lentitud debido a la reticencia de sus habitantes. Según Murashko, a día de hoy se han vacunado con la pauta completa casi 15 millones de rusos.

En otro panel del Foro dedicado a la pandemia, el director del Programa de Emergencia de la OMS, Michael Ryan, advirtió en una intervención telemática que, pese a las disminución de casos de covid-19, la situación “sigue siendo compleja y los riesgos, muy altos”.

La pandemia continúa siendo una grave catástrofe. Es necesario que todos los países adopten medidas importantes. Nadie puede relajarse y debemos estar preparados para una futura pandemia. Si no nos preparamos tendremos que pagar un alto precio”, advirtió. Ryan indicó que en las últimas cinco semanas en algunos regiones del mundo, como Asia América Central, se observa un aumento significativo de los contagios.

Un trabajador médico sostiene una caja de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19 en un centro de vacunación móvil en una comunidad cerca del pueblo de Poyarkovo en la región de Moscú (Reuters)Un trabajador médico sostiene una caja de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19 en un centro de vacunación móvil en una comunidad cerca del pueblo de Poyarkovo en la región de Moscú (Reuters)

También destacó los riesgos de la distribución desigual de la vacunas entre los Estados, así como la desigualdad social en la prestación de servicios sanitarios dentro de un mismo país, que, a su juicio, puede obedecer a una mala gestión.

La espera de Rusia

Por su parte, Rusia espera que la OMS apruebe la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en un plazo de dos meses, dijo Kirill Dmitriev, director del Fondo de Inversión Directa Ruso (RDIF, por sus siglas en inglés), que comercializa la dosis, a Reuters.

Según indicó, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que también está revisando la Sputnik V, “recibió toda la información básica existente y no hay observaciones críticas por el momento en absoluto”.

Dmitriev no dijo cuándo podría tomar su decisión la EMA y redirigió las preguntas a la agencia, precisando que la OMS tampoco tenía observaciones críticas significativas tampoco, basado en un par de inspecciones. Dmitriev declinó especificar qué lugares de producción fueron visitados durante la revisión. “Vemos que los inspectores están manteniendo una actitud profesional (…) no hay observaciones críticas significativas, al menos por el momento”, señaló.

Si no estuviéramos absolutamente seguros de la transparencia del proceso, no habríamos invitado a nadie”, agregó.

(Con información de EFE y Reuters).-

A %d blogueros les gusta esto: