La oposición bonaerense presiona para que el Presupuesto se trate de modo presencial

Consideran que el sistema virtual entorpece el debate y aseguran que funcional mal. El proyecto de Presupuesto llegaría a la Legislatura hacia fin de mes.

La oposición en la cámara de Diputados bonaerense comenzó a ejercer presión sobre  el oficialismo con el objetivo de que se deje atrás el esquema de sesiones virtuales que actualmente funcione y se avance en una vuelta a la normalidad presencial, una modificación que aspiran a que esté vigente en el tratamiento del Presupuesto.

Aunque no hay por ahora planteos formales, en la bancada de Juntos por el Cambio se extendió el criterio de que el sistema mixto con el presidente Federico Otermín comandando las sesiones en el recinto y los legisladores apareciendo el forma virtual está agotado, y creen que un ejemplo de eso es la caldeada sesión de anoche en el cuerpo.

“Los debate, sobre todo cuando hay debate profundos, con mucho intercambio, se entorpecen mucho, porque la dinámica virtual no está pensada para eso y porque además el sistema se entrecorta mucho”, dijo a DIB un diputado de JpC. Otro agregó que “al menos se debería abrir la cámara para que los diputados que no son factor de riesgo puedan sesionar ahí”.

La cuestión no escaló todavía a planteo formal, y podría no llegar a ese estadio si es que los diputados opositores consiguen su objetivo. Pese a la dureza de algunos cruces públicos, los puentes entre la conducción política de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos son robustos y están abiertos.

Pero la oposición se fijó en ese marco una suerte de plazo: que los próximos proyectos importantes puedan tratarse con la presencialidad vigente. Eso implica que intentará que el Presupuesto –con la autorización de endeudamiento incluida- y  la ley impositiva se debatan bajo esas condiciones en la cámara Baja.  

Según supo DIB, el Ejecutivo ya comenzó la elaboración de esos proyectos y prevé que se presenten hacia fines de este mes, aunque recién ahí comenzarán su recorrido con las explicaciones que habitualmente suelen dar los ministros a los legisladores sobre su contenido, por lo que podría llegar al recinto un poco después.

De esa manera, comienza a configurarse en la Provincia un escenario similar al nacional, donde los tironeos por la presencialidad en las sesiones se mantienen pese a los protocolos que se formaron al respecto. (DIB) LA

A %d blogueros les gusta esto: