La oposición pidió que haya sesiones presenciales en Diputados, pero con “protocolos sanitarios” y fuera del recinto

A la reiteración del martes pasado para la concreción de una reunión con el presidente Alberto Fernández y la conformación de una mesa de trabajo con sectores de la producción y el trabajo ante el avance del coronavirus, la coalición opositora sumó ayer un nuevo pedido en el menú de reclamos al Frente de Todos: Juntos por el Cambio quiere sesionar en Diputados en forma presencial, con “protocolos sanitarios y un espacio más amplio como recinto».

El primero en pedirlo de manera directa este miércoles fue el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, uno de los dirigentes que participaron del encuentro virtual que Cambiemos realizó ayer con el debut de Mauricio Macri en su condición de ex presidente.

“Necesitamos sesionar para abordar los proyectos que han presentado todos los sectores parlamentarios y que se relacionan con la emergencia sanitaria y económica. Los diputados y diputadas podemos deliberar guardando las distancias correspondientes en un espacio amplio, higienizado y acorde a las circunstancias, como se hizo en la Legislatura porteña”, reclamó el ex ministro de Seguridad bonaerense.

Pero al reclamo informal de Ritondo se sumó pasado el mediodía el pedido formal enviado por los tres jefes de bloque de la coalición opositora a Sergio Massa, titular de la Cámara baja.

 “Queremos ratificar nuestra plena disposición a sesionar. Tal como se lo mencionáramos en nuestra nota del pasado 7 del corriente sabemos que habrá que tomar recaudos especiales, garantizar la convocatoria con tiempo suficiente para el desplazamiento de los diputados desde todas las provincias, adoptar los protocolos sanitarios que sean necesarios y si así fuera aconsejado disponer de un espacio más amplio como recinto, entendemos que no existe ninguna cuestión insalvable con la correcta organización y el cumplimiento de los protocolos que se elaboren al efecto y para los cuales también nos ponemos a disposición de esa Presidencia”, subrayaron Mario Negri, Maximiliano Ferraro y Ritondo en el expediente dirigido a Massa e ingresado en forma oficial.

El pedido de sesión había sido ratificado el martes en la reunión virtual de Cambiemos, que contó con los principales dirigentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Lo mismo sucede en la Cámara alta, aunque Cristina Kirchner ya anticipó que, por ahora, piensa en sesionar solo en forma virtual: ayer oficializó ante la Corte Suprema de Justicia un escrito elaborado por los representantes legales del Senado para que el máximo tribunal defina la validez legal de las sesiones a través del sistema de teleconferencia, el mismo que se utiliza ahora en Diputados para las reuniones de comisión.

El Frente de Todos quiere debatir un nuevo impuesto a los grandes capitales para afrontar la crisis económica generada por el avance del coronavirus que el martes recibió el respaldo del jefe de Estado en una reunión que mantuvo en Olivos con Máximo Kirchner, Martín Guzmán y Carlos Heller.

Negri, Ferraro y Ritondo solicitaron en la carta la convocatoria de manera “urgente” de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo para “ejercer el control de legalidad” de la treintena de decretos de necesidad y urgencia oficializados por la Casa Rosada, y la respuesta a las decenas de pedidos de informe realizados por el interbloque opositor.

Y una copia de los convenios celebrados por la Presidencia de la cámara y el Senado de Brasil, ARSAT y el Registro Nacional de las Personas para, llegado el caso, sesionar de manera virtual.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, había adelantado que concurriría en mayo a dar su primer informe de gestión a la Cámara baja, aplazado por la crisis sanitaria en torno a la pandemia que tiene en vilo al país y al planeta.

 “Es nuestro compromiso institucional. Tenemos que sesionar para vigorizar las iniciativas pendientes que nos demandan los sectores afectados por la pandemia. Necesitamos que se vuelva a poner en marcha como actividad esencial para la democracia y como control de actos de gobierno. Debemos buscar un lugar lo suficientemente amplio en el que puedan entrar todos los diputados y diputadas. Somos más integrantes que los de una legislatura local; es difícil, pero confío en la voluntad de todos los sectores para llevarlo a cabo”, resaltó, en tanto, el jefe del bloque del PRO.

El pedido del ex ministro de Seguridad bonaerense hace alusión a la sesión que los legisladores porteños tuvieron la semana pasada fuera del recinto, en el Salón Dorado del edificio ubicado en Perú al 100: se colocaron sillas a un metro y medio de distancia.

La oposición, de todos modos, piensa en lugares bastante más amplios. Como el Teatro Colón o la Usina del Arte, ubicada al sur de la Ciudad.

“Yo tengo mi opinión de que se busque un teatro o un estadio, para que no estén los diputados pegados unos con otros”, remarcó el marte por la noche Negri en declaraciones televisivas. (Fuente Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: