En La Plata adjudican la situación de la “Clínica Chascomús” a los atrasos en los pagos de IOMA

Afecta a muchos sanatorios de la Provincia

Otra vez el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), que aglutina a un millón y medio afiliados de la Provincia, mantiene atrasos en los pagos a clínicas, sanatorios y hospitales, informó la el sitio web Diagonales de la ciudad de La Plata..
Según se informó todavía no se produjo el pago de las prestaciones de noviembre y se teme un retraso para percibir la facturación de diciembre. La situación se repite en distintos puntos del interior bonaerense –e incluso en La Plata- por lo que la Federación de Clínicas, Sanatorios, y hospitales bonaerenses (Fecliba) se declaró en “estado de alerta”.
Fecliba y Acliba plantearon en un comunicado que “transitamos una situación gravísima y acuciante” y detallaron que establecimientos sanitarios llegaron a esa circunstancia “ante la falta de pago total por parte del IOMA de las prestaciones brindadas a sus afiliados durante el mes de noviembre de 2017”.
“La participación del IOMA en la economía de las instituciones sanatoriales, al ser la principal obra social a nivel provincial y la segunda a nivel nacional, impacta sobremanera en su subsistencia, problemática que afecta a más de 40.000 familias, sin contar proveedores, médicos y demás dependientes”, plantearon.
En San Pedro, el círculo médico local resolvió “suspender desde el próximo 1º de Marzo la atención a la Obra Social IOMA” ya que, según afirmaron la prepaga mantiene “aún mantiene deudas del mes de noviembre” de 2017.
“Transcurridos casi dos meses desde la presentación ante las nuevas autoridades y el compromiso de establecer una mesa de diálogo para encausar la relación no se han generado avances significativos”, afirmaron a través del comunicado, y agregaron que “se mantienen descuentos arbitrarios que alcanzan al 30%, trabas burocráticas que impiden el curso administrativo y un retraso en los pagos que aún mantiene deudas del mes de noviembre”.
En Mar del Plata, al menos 9 clínicas y sanatorios están estado de alerta por una deuda de casi dos meses que tiene la obra social Ioma y que compromete el normal funcionamiento de los establecimientos. Aseguran que si esta situación no se resuelve de inmediato puede afectar la atención de los afiliados. Los centros de salud afectados son la Clínica del Niño y la Madre, 25 de Mayo, Colón, Pueyrredón, Sanatorio Belgrano, Clínica de Fractura, Traumatólogos Asociados, Clínica de Ojos y Santa Lucía.
En tanto, en la “Clínica Privada Chascomús”, del distrito que encabeza el massita Javier Gastón, se realizó una medida de fuerza que paralizó todos los servicios por atrasos en el pago de salarios a los trabajadores de la salud. Desde el Directorio de la clínica se informó que “aún no ha ingresado el pago de IOMA, por lo cual no saben cuándo podrán afrontar los sueldos de los trabajadores”.
También, en la Clínica del Oeste de Pehuajó se realizó un paro el miércoles pasado por la faltab de pagos del 15% del sueldo de diciembre, y parte del aguinaldo. “IOMA se ha atrasado paulatinamente, y ahora ya van un mes atrasados. IOMA nos significa un 70% de la facturación, y si ellos se atrasan, nos atrasan a nosotros. Si las obras sociales no nos pagan, estamos complicados. No tenemos subsidios ni nadie que nos apoye”, planteó el doctor Juan Miguel Cumba, encargado de la institución.
Y detalló que “si la obra social no aumenta lo que aumentan los insumos, es muy complicado. Nos están pagando de lo que pagaban en septiembre del año pasado, y con el aumento de las tarifas y los insumos se complica mucho”.
Esta semana, se manifestaron también cuidadores domiciliarios y acompañantes terapéuticos de distintas localidades bonaerenses y en la sede central de la Obra Social en La Plata. “Nos deben en algunos casos desde agosto del año pasado”, afirmó a la agencia DIB Paula Mura, una de las cuidadoras que protestaba en la casa matriz.
De acuerdo a lo que afirmaron fuentes de IOMA al diario “El Día”, en la última hora de ayer salió “un pago importante”, aunque no supieron precisar qué porcentaje de la deuda quedaba saldado. Desde el Instituto plantearon además que mientras emitían parte de los pagos ”nos estamos comunicando con las clínicas para notificarles que ya pueden cobrar”. Y sostuvieron que también se estaba saldando parte de la deuda que la obra social mantiene con los cuidadores domiciliarios y los acompañantes terapéuticos.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.