La Provincia extendió el plazo del canje de deuda hasta el 26 de febrero

El Gobierno bonaerense aplazó por décimo segunda vez la adhesión al canje de títulos impagos por más de USD 7.000 millones. 

El Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense, que encabeza Pablo López, informó este lunes la extensión del período de presentación de órdenes para canjear los bonos elegibles bajo legislación extranjera por u$s 7.148 millones por nuevos bonos hasta el 26 de febrero de 2021.

El último aplazamiento para la adhesión había sido establecido el 5 de enero de este año, y esta es la duodécima extensión en pos de avanzar en el diálogo con los tenedores. En tanto, el viernes pasado, un grupo de acreedores había amenazado con iniciar acciones judiciales “en cualquier momento” por la “ausencia de progreso” en las conversaciones.

No obstante, a través de un breve comunicado, la cartera de Hacienda indicó hoy que “desde el inicio del proceso de reestructuración de deuda el equipo económico está manteniendo diálogos de buena fe con los bonistas con el objetivo de alcanzar un acuerdo que sea consensuado y sostenible en el mediano y largo plazo; y que esté alineado con la realidad fiscal, la capacidad de pago de la Provincia, y que también tenga en cuenta las condiciones macroeconómicas y el impacto sobre las reservas internacionales”.

Cabe señalar que el viernes 29 se llevó a cabo una reunión en La Plata de la que participaron los ministros de Economía de seis provincias que están renegociando sus deudas en moneda extranjera, convocados por el gobernador Kicillof y el ministro López.

El objetivo del encuentro fue profundizar la coordinación de sus procesos de reestructuración, bajo la consigna de recuperar la sostenibilidad de los futuros pagos de capital e intereses y consensuar acuerdos que no sean sólo de corto plazo.

Hasta ahora, la Provincia solo hizo pública una oferta, que prevé un recorte del 55% en intereses y del 7% en capital, junto con la extensión de la vida promedio de los títulos a 13 años. Esta, sin embargo, no fue aceptada por los acreedores.

El objetivo es ahorrar unos US$ 5.000 millones hasta 2030, y dar aire a las arcas provinciales que, de lo contrario, deberían devolver en los próximos cuatro años cerca del 80% del total adeudado por la provincia a acreedores externos.

La semana pasada, acreedores del gobierno bonaerense expresaron su preocupación por “el prolongado default” de los bonos y amenazaron con tomar acciones si la administración provincial no adopta un trabajo más constructivo con los bonistas.

“En medio de esta nueva prórroga, el Grupo Ad Hoc –compuesto por más de 40 instituciones que poseen aproximadamente el 50% de la deuda externa en bonos provinciales– está preocupado por la continua ausencia de progreso por parte del gobierno de Axel Kicillof en subsanar el default de sus títulos en circulación. Bonistas piden que la Provincia cambie decisivamente el curso de acción, o ejercerá sus derechos sobre los títulos”, comentaron los analistas de Research for Traders. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: