La salud de Maradona: la familia se puso firme y busca enderezar a un Diego “inmanejable”

El médico y las hijas del DT convocaron a Alfredo Cahe, y por ahora el “10” continuará internado y recuperándose en Olivos.

Los médicos y familiares de Diego Armando Maradona acordaron hoy ponerle coto a los “caprichos” del DT, y decidieron dejarlo internado unos días más mientras termina su recuperación por la operación para la extracción del hematoma subdural a la que fue sometido el martes por la noche.

El exjugador -a quien su histórico médico, Alfredo Cahe, consideró “inmanejable”- se encontraba sedado y continuará internado unos días más en la clínica Olivos, pese a que pidió insistentemente ser dado de alta.

La decisión fue tomada por sus hijas Dalma y Giannina y las hermanas del astro junto con los médicos Leopoldo Luque y Alfredo Cahe -convocado por el primero-, ante la deteriorada salud del “10” a raíz de su adicción al alcohol y la dependencia a los psicofármacos.

“Hay que poner un nuevo orden de tratamiento. Creo que hay que ir paso a paso, toda la familia está de acuerdo (hijas y hermanas) que Diego así es inmanejable. Hay que ponerse firme y buscar los mejores profesionales. Diego está como cuando yo lo llevé a Cuba”, dijo Cahe, en referencia al tratamiento al que sometió al jugador en 2002 debido a su adicción a la cocaína.

En ese sentido, reveló que la decisión fue  “mantenerlo internado, buscar los mejores profesionales y definir cuál va a ser el tratamiento”.

Por lo pronto, Diego continúa sedado. “Se le están dando los medicamentos más acordes con este momento, está sedado y se logró estabilizarle todo lo que tiene que ver con el sueño y con la alimentación, que son los dos parámetros importantes para su recuperación”, señalaron el psicólogo Carlos Diaz y la psiquiatra Agustina Cosachov, parte del  equipo médico que lo atiende en Olivos.

Por su parte, Luque expresó que “Diego es muy difícil, pero intentamos ser más fuertes que él. Hay un tratamiento que es el agudo, a corto plazo, y otro a largo plazo. Necesita muchos cuidados, se quiere ir a la casa, que es el cuento de nunca acabar, pero seguirá internado”.

En tanto, Cahe advirtió: “Si fuera un paciente común, lo interno en una sanatorio para adictos por tres meses y se recupera, pero ahora no estamos pensando en eso, iremos paso a paso”.

Sobre su continuidad como DT de Gimnasia, Cahe planteó que “el futuro de Diego es una incógnita que preocupa enormemente porque no puede irse a la casa así porque sí”.

En el último parte médico, el jueves por la tarde, Luque informó sobre un cuadro de “abstinencia” y Cahe confirmó hoy que ello está relacionado con “el alcohol y los psicofármacos”. “El alcohol es una droga”, contestó al ser consultado sobre si Maradona había reemplazado su adición a la cocaína por la bebida. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: