La separación en origen de los residuos es fundamental para facilitar la recolección diferenciada

La separación en origen ayuda a que los residuos puedan entrar nuevamente a la cadena de reciclaje, disminuyendo los que van a disposición final y minimizando el impacto negativo hacia el ambiente. El compromiso ciudadano es primordial para poder lograrlo.
La recolección diferenciada consiste en el retiro por separado de cada corriente de residuos. Aquellos residuos que son considerados reciclables como el papel, cartón, plásticos, vidrio, tetrabriks, latas de metal y aluminio, son recogidos diferenciadamente y se reinsertan en el circuito comercial a través del reciclado.
Para el depósito de estos materiales existen los Puntos Limpios que se encuentran distribuidos en distintos puntos de la ciudad y el programa de Grandes Generadores (comercios, industrias, countrys, entre otros) pudiendo solicitar el retiro enviando un mail a girsu@chascomus.gob.ar para sumarse a la entrega diferenciada de los residuos reciclables.
Otra fracción de residuos que se generan en los hogares son los orgánicos, es decir aquellos que se biodegradan naturalmente, como por ejemplo yerba, cáscaras de frutas y verduras, saquitos de té, café, pasto, hojas, entre otros, para estos existe la práctica del compostaje domiciliario para lo cual se encuentra disponible el manual o podrán acceder a una charla ingresando al siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=Gcp8nsfBxa8
Los residuos que no pueden ser compostados o reciclados son considerados rechazo (no reciclables o basura). Esta fracción pertenece aproximadamente al 15% de los residuos generados en el hogar, los cuales deberán ser depositados (siempre en bolsa) en los contenedores destinados para tal fin. Dentro de esta fracción se encuentran los residuos de baño, elementos de higiene personal, restos de comida que no pueden compostarse, colillas de cigarrillos y todo aquel desecho que se encuentre sucio y/o sea dificultoso para la reutilización o reciclaje.
Por su parte, para desechar de manera correcta el Aceite Vegetal Usado, una vez frío y con la ayuda de un embudo, se debe verter en una botella o bidón de plástico vacío y limpio (libre de pinturas, desinfectantes o productos contaminantes). Posteriormente depositarlo en el punto limpio o campana naranja ubicada en Juárez 375 (Secretaría de Obras y Servicios Públicos).
Este residuo posteriormente a la recolección y tratamiento, será transformado en combustible biodiesel. Un litro de Aceite Vegetal Usado puede contaminar 1000 lts de agua pura, por ello es fundamental que sea desechado de forma correcta para evitar la impermeabilización de suelos y pozos, la obstrucción de desagües y la proliferación de alimañas y enfermedades.
Cabe mencionar que cuando el sistema comienza a funcionar se logran beneficios ambientales, económicos y sociales muy importantes para toda la comunidad.
Al poder reciclar parte de los residuos sólidos urbanos, se facilita la utilización de mayores cantidades de materiales reciclados y esta acción reduce la necesidad de extraer recursos naturales para la creación de nuevos productos.
Además, cuando los materiales reciclables recuperados reingresan en el circuito comercial e industrial se reducen los gastos de insumos, energía y agua, que la industria necesitaría para su elaboración y claro está al reciclar o reutilizar se reduce el derroche de recursos naturales.

A %d blogueros les gusta esto: