La Universidad de San Martín homenajeó al investigador del CONICET Rodolfo Ugalde

El pasado 16 de agosto, la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) homenajeó al fallecido investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Rodolfo Ugalde, fundador del Instituto Tecnologíco de Chascomús y del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIBB) de la propia universidad del oeste del conurbano. “Para la UNSAM, es como quedarse sin su Maradona”, sentenció en 2009 Diego Hurtado, en ese momento secretario de Investigación y Transferencia Tecnológica de la Universidad.
“Falleció un impulsor de la ciencia nacional”, titularon los medios en el 2009, cuando el científico falleció. De hecho, las institutos que fundó son calificados hoy como las unidades académicas más relevantes de la UNSAM, no solo por sus cantidad de becarios e investigadores sino también por la calidad de su producción científica y tecnológica, reconocidos a nivel nacional e internacional.
A raíz de los 10 años del fallecimiento del investigador, docentes, compañeros y estudiantes se reunieron para asegurar que su legado continuara vivo en los institutos, sus conocimientos y los recursos humanos que formó. Si bien se llevó adelante una ceremonia el pasado sábado a las 10:30 horas en el INTECH, hoy a las 10:30 se invitó a la comunidad a homenajearlo en el Auditorio del Campus Miguelete de la UNSAM.
La apertura del encuentro estará a cargo del rector Carlos Greco, el vicerrector Carlos Frasch y los investigadores Diego Comerci (IIB) y Oscar A. Ruiz (INTECH). Entre quienes ya conformaron asistencia destacan exrectores y vicerrectores, decanos, secretarios de investigación y académicos e investigadores del INTECH, la Fundación Instituto Leloir, el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), FUNINTEC y FUNSAM.
Se espera una importante convocatoria, sobre todo si se tiene en cuenta que Ugalde fue quien formó a hoy reconocidos científicos tales como Diego Comerci; Adrián Mutto; Juan Ugalde, hijo de Rodolfo y actual decano del IIB-INTECH. Nacido en 1943, el investigador dedicó su vida a investigar sobre la bacteria Brucella abortus, avances que permitieron crear nuevas vacunas y diagnosticar la brucelosis, una enfermedad del ganado bobino y que puede alcanzar a los humanos.
Formado como médico veterinario y doctor en Química por la Universidad de Buenos Aires (UBA), al ingresar en el CONICET se dedicó al campo de la microbiología y estudió el metabolismo de los azúcares en bacterias y los procesos de fijación bacteriana de nitrógeno en las plantas. Su trabajo llevó a ser tan relevante que, en total, publicó 97 trabajos en revistas internacionales, dirigió más de 20 tesis de licenciatura y doctorado y registró 3 patentes de invención.
A lo alrgo de su trayectoria pasó por la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, la Fundación Campomar (hoy Instituto Leloir). Después de haber sido discípulo del Premio Nobel de Química, Luis Federico Leloir, en 1989 fundó y dirigió el instituto ubicado en Chascomús. Fue profesor titular e investigador de la Universidad de San Martín y uno de sus mayores impulsores. En materia de gestión, fue asesor del Gabinete Científico Tecnológico de la Nación, miembro del Directorio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires.

A %d blogueros les gusta esto: