El lado B de la sequía: Por baja en cultivo de soja, el ingreso de divisas podría caer USD 3.700 millones

La evolución de los pronósticos de cosecha de soja es seguida con atención en las últimas semanas por toda la cadena agroindustrial. Con una de las sequias más virulentas de los últimos diez años, los volúmenes estimados de cosecha de esta campaña descendieron por debajo de las 50 millones de toneladas.
Sobre el cierre de la semana, los pronósticos privados fueron casi idénticos. Mientras que la Bolsa de Comercio de Rosario informó 46,5 millones de toneladas, la Bolsa de Cereales de Buenos proyectó 47 M/t para la oleaginosa. De esta manera, la producción del cultivo, tomando como punto de partida las previsiones de inicio de campaña, se redujo en 7 M/t.
El impacto de esta baja se refleja en varios frentes. En primer término, los mercados tomaron nota de esta situación y la cotización de este grano cerró a 381 dólares la tonelada en Chicago, mientras que en puerto de Rosario cerró a 6.010 pesos por tonelada.

Otros detalles
Desde la industria manifestaron su inquietud por estos pronósticos negativos, que afectaran a toda la cadena de valor sojera. La caída de producción llega en un momento delicado para la economía, en plena discusión por la balanza de pagos, y claras señales sobre un menor ingreso de divisas por parte del complejo oleaginoso.
Este punto no es un tema menor. Tomando como base los precios de grano, aceite y harina de soja, se perderán cerca de 3.700 millones de dólares en concepto de ingreso de divisas por exportaciones, mientras que el fisco argentino dejaría de percibir cerca de 600 millones de dólares.
En este escenario, el impacto del estrés hídrico a nivel nacional será considerable, y de no producirse nuevas lluvias, la cosecha sojera podría caer aún más. Para encontrar una campaña por debajo de las 50 millones de toneladas, hay que retroceder hasta el ciclo 2012/13,, cuando de acuerdo al Ministerio de Agroindustria el volumen producido de soja fue de 49,3 millones de toneladas. Pero con una caída que hasta el momento no tiene piso, sobrevuela el temor de repetir la campaña 2011/12, cuando la falta de agua redujo la cosecha a 40 millones de toneladas.
Por el lado del Gobierno, también se conoció un nuevo informe. En esta ocasión, y por una cuestión de calendario no brindaron estadísticas, pero señalaron que “se puede asumir una merma de producción nacional ya consumada que, de no mediar una mejora considerable de las condiciones climáticas en los próximos días, puede incrementarse

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: