Llevar una vida sana requiere la práctica de buenos hábitos

Desde la Secretaría Municipal de Salud, a través de la dirección de Atención Primaria de la Salud y Medicina Preventiva, se recomendó la elección de alimentos naturales: verduras, frutas, carnes, lácteos, agua segura; así como también la práctica deportiva y evitar el tabaquismo y la ingesta desmedida de bebidas alcohólicas.
Esta conducta, protege al organismo de enfermedades y mejora la calidad de vida. En este sentido consumir una dieta saludable y equilibrada, hacer ejercicio en forma regular y controlar el peso, así como también realizar controles médicos periódicos y no automedicarse, ayuda a prevenir enfermedades.
Asimismo, la buena higiene dental ayuda a mantener los dientes y encías sanos toda una vida y es importante que los niños adquieran buenos hábitos dentales desde pequeños.
Cabe destacar que cumplir con el esquema de vacunación del Calendario Nacional disminuye el riesgo del resurgimiento de enfermedades.
Por otra parte, la práctica de ejercicios físicos fortalece los huesos, el corazón y los pulmones, tonifica los músculos, mejora la vitalidad, alivia la depresión y ayuda a conciliar mejor el sueño.
La exposición indirecta al humo del cigarrillo puede causar cáncer pulmonar en personas que no fuman y también está ligada con enfermedades cardíacas.
El consumo de alcohol afecta en primera instancia las emociones, el pensamiento y el juicio. Con la ingestión continua de alcohol, se afecta el control motor, produciendo mala pronunciación al hablar, reacciones más lentas y pérdida del equilibrio.
Cabe destacar que en días de intenso calor es primordial para todas las edades una buena hidratación, cuidarse del sol preferentemente de 10 a 16hs. usar protector solar y vestirse con ropa cómoda y de colores claros.
Al adoptar buenos hábitos de salud, se desarrolla una conducta responsable que beneficia a toda la comunidad.

A %d blogueros les gusta esto: