Los acreedores ahora amenazan con juicios, pero PBA dice que sigue negociando

El Grupo Ad Hoc advirtió que si no hay una oferta mejorada irá a los tribunales. El plazo de la última extensión vence el lunes. El gobierno dice que sigue negociando y coordina con otras provincias.

Un grupo de creedores de deuda bonaerense amenazó hoy con iniciarle un iniciarle un juicio a la provincia si el lunes, cuando vence la onceaba prórroga de la renegociación por US$ 7.148 millones no recibe una oferta mejorada. Mientras, el gobierno de Axel Kicillof ratificó que seguirá negociando y cerró una estrategia conjunta con tras cinco provincias.

Los bonistas que lanzaron la advertencia son los que están nucleados en el llamado Grupo Ad Hoc, que nuclea a cerca del 50% delos tenedores de papeles sujetos a negociación. Ese grupo se declaró “sumamente preocupado por la continua ausencia de progreso por parte de la provincia en subsanar el default de sus obligaciones negociables internacionales en circulación”.

Clara, la advertencia de judicialización del proceso, que va por la onceaba prórroga, está contenida en un párrafo de un comunicado lanzado por el estudio de abogados White & Case LLP: “si la provincia no “cambia decisivamente el curso de acción, los miembros del grupo no tendrán más remedio que ejercer sus derechos disponibles bajo los bonos existentes”.

Traducido: Si la provincia no acepta formular una nueva propuesta –según supo DIB hubo dos o tres versiones de una propuesta de entendimiento- irán a juicio. “Estas acciones pueden ser iniciadas en cualquier momento”, enfatizaron los abogados, que representan a grupos que también están involucrados en la renegociación de la deuda de YPF, por US$ 6.200 millones.

La provincia, que tiene hasta el lunes para decidir si prorroga o no la negociación, sostuvo que el diálogo sigue abierto. Dijo, como viene sosteniendo desde abril del año pasado, cuando arrancó la negociación, que busca un acuerdo “alineado con la realidad fiscal y la capacidad de pago de la Provincia” que no impacte en forma negativa en las “reservas internacionales” del país, que sufren ya escasez de dólares.

Hoy, en una reunión realizada en La Plata, el ministro de Economía bonaerense, Pablo López, coordinó una estrategia conjunta con sus pares de las otras seis provincias que siguen con sus procesos de renegociación de deuda abiertos: Entre Ríos, Salta, Tierra del Fuego, Chaco, La Rioja y Jujuy. Las que acordaron desde el año pasado son Mendoza (US$590 millones), Chubut (US$650 millones), Neuquén (US$694 millones), Río Negro (US$300 millones) y Córdoba (US$1685 millones).

En un comunicado, los ministros provinciales indicaron que “resaltan la relevancia de mantener un adecuado flujo de comunicación y coordinación sobre los avances en los distintos procesos individuales” y “rechazan el uso de herramientas de presión de carácter judicial para forzar soluciones insostenibles, afectando los principios de buena fe que deberían primar en toda negociación”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: