Los protectores solares aumentaron más del 110% y piden que sean cubiertos por la obra social

 

El verano 2020 no llegó con buenas noticias para el cuidado de la piel: los protectores solares contienen aumentos de hasta el 117% en el último año, y en promedio subieron más del 600%. Los especialistas reclaman que estos productos, claves en la lucha contra el cáncer de piel, pasen a ser parte de la salud pública, y dejen de ser considerados artículos estéticos.
La radiación ultra violeta (UV) como un importante factor de riesgo para los cánceres de piel ya es una cuestión probada en el ámbito de la salud. Un primer dato es clave: según la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, en la Argentina el 52,8% de los casos de melanoma se atribuye a la exposición a rayos UV, lo que la ubica entre los países de riesgo medio–alto. La tasa en nuestro país es de 212 casos de cáncer de piel por cada 100.000 habitantes, lo que hasta 2018 (último año del que se tiene referencia) representa unos 125.000 nuevos casos de melanoma por año, número que va en aumento en los últimos 20 años. En este contexto, el uso de protectores solares es clave, sin embargo no están regulados, y los precios de algunos llegan a doblegar a la inflación interanual.
Un estudio del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (CEPROFAR) detectó incrementos promedio del 65% en el último año en las dos marcas principales de producción nacional. También en el último año, los protectores solares importados crecieron más de un 100%. Este producto factor 40, por 200 gramos, valía 97 pesos en enero del 2016, y en este 2020 ya cuesta $ 697. Uno factor 50, también de 200 gramos, importado de Estados Unidos, se consigue por 913 pesos, y el más caro se vende a 1260. El más barato en ese factor 50, importado de Brasil, está en los $ 640.
En tanto que en el Congreso de la Nación se han girado proyectos de ley para promover que los protectores solares tengan cobertura médica, incluyéndolos en el Programa de Prestaciones del Plan Médico Obligatorio, por ejemplo el que presentó el diputado radical Fabio Quetglas en marzo del año pasado. Ingresó a la Comisión de Salud, pero no avanzó porque la comisión en el último semestre de 2019 nunca se reunió.entidad farmacéutica.

A %d blogueros les gusta esto: