Martín Soria, nuevo ministro de Justicia: “Cristina Kirchner quiere que la misma justicia la libere de culpa y cargo”

El nuevo ministro de Justicia de la Nación, en sus primeras definiciones al frente del cargo, criticó la política judicial del macrismo y manifestó su “preocupación” por la Corte Suprema

Tras la danza de nombres que circuló luego de la salida de Marcela Losardo del Ministerio de Justicia, fue finalmente el que más sonó quien alcanzó ese lugar: el diputado Martín Soria, que ocupará el cargo en el Ejecutivo cuando abandone su banca. “El Poder Judicial, y la Corte Suprema como su cabeza, nos preocupan. Algunos tiran por la ventana todo”, dijo el nuevo funcionario esta mañana en una entrevista con Radio 10.

 
 

Martín Soria: “Cristina Kirchner quiere que la misma justicia la libere de culpa y cargo»

 

En lo que fueron sus primeras definiciones arremetió contra la política judicial del macrismo y consideró que, en ese entonces, hubo “personajes del Poder Judicial que, como dicen los chicos ahora, se zafaron, se pasaron de la raya y se olvidaron del rol fundamental del servicio de justicia que están llamados a cumplir”. También defendió a la vicepresidenta Cristina Kirchner, a quien consignó como una víctima del lawfare.

“En ninguno de los proyectos que se presentaron hasta ahora existe la más mínima posibilidad de cambiar jueces, además conociéndola a la vicepresidenta es lo que menos querría”, expresó Soria, quien dijo: “Ella -que no tuvo nada que ver, que es inocente, que la acusaron mediática, judicial y políticamente porque eso es el lawfare– quiere que sea la misma justicia la que la libere de culpa y cargo, que es lo que corresponde cuando uno no hizo nada”.

El nuevo ministro de Justicia, a quien la Cámara de Diputados deberá aceptarle la renuncia primero, se mostró proclive a insistir con los proyectos de cambio que planteó el presidente Alberto Fernández: la reforma judicial y la modificación en la ley del Ministerio Público para la elección de procurador.

En este último, el oficialismo pretende eliminar la necesidad de que la propuesta sea aprobada por dos tercios del Senado, para que Daniel Rafecas se quede con el cargo que ahora ocupa de forma interina Eduardo Casal. Soria dijo que hay “un procurador general interino que nadie eligió atornillado a ese sillón”.

“El presidente Alberto Fernández me honró con la propuesta, es un enorme desafío el que tenemos por delante. Como ministro me tocará comenzar con la transformación del Poder Judicial que pide el presidente. Tenemos un 87% de los ciudadanos y ciudadanas que descreen del Poder Judicial, hay que cambiar eso”, sostuvo Soria, que dijo tenerle un “profundo respeto” a Losardo, con quien habló “muchas veces”.

Contra Macri

Por otro lado, se quejó de la falta de colaboración por parte de los espacios no oficialistas en el Congreso. “Tenemos una oposición que parece no estar dispuesta a dar el debate y los cambios que necesita de manera urgente el Poder Judicial en la Argentina”, dijo Soria y agregó: “Son los mismos que no alzaron la voz cuando el presidente Macri por decreto, por única vez en la historia, designó dos miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y ahora no quieren dar el debate”.

Hijo del histórico gobernador peronista de Río Negro Carlos Soria, quien fue asesinado por su mujer, el futuro ministro pidió que la oposición presente modificaciones en caso de no estar de acuerdo con las iniciativas, pero comentó: “Algo tenemos que hacer para revertir esta situación en la que hoy está el Poder Judicial y no me gusta generalizar, no todos los jueces y fiscales se prestaron a ese juego perverso de sentarse a escondidas en el despacho del expresidente Macri”.

Fue él quien denunció que el juez federal Gustavo Hornos vistió a Macri en la Casa Rosada, antes de procesar a Cristina Kirchner. “¿Escuchaste a algún dirigente de la oposición que me criticase por poner en un tuit cómo entraban y salían del despacho de Macri jueces y fiscales? Es irrefutable, es indefendible y eso no puede volver a ocurrir en la Argentina”, indicó Soria, quien dijo que la administración de Cambiemos también “apretó jueces” para obtener fallos favorables. “Esos mismos hoy nos dicen que los vamos a perseguir y que va a ser una cacería de brujas por los pasillos de tribunales”, deslizó.

La relación con Comodoro Py

Pese a que en Comodoro Py lo consideran un outsider, Soria dijo durante la entrevista que allí tiene amigos y conocidos, con los que charla acerca de la situación del Poder Judicial.

“Trabajé en la Justicia muchos años, conozco el paño”, se anticipó el nuevo ministro, que es abogado, y dijo que anhela que en Comodoro Py le tengan “el respeto que merecen todos los ciudadanos”.

Consultado sobre si piensa que allí podrían “tenerle miedo”, Soria dijo: “Si por cumplir con mis deberes y obligaciones me van a tener miedo, allá ellos, será porque algo hicieron mal”.

La brecha de género en el Poder Judicial

Luego de que la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, abogara por impulsar la paridad en la Justicia y de que algunos sectores -como La Cámpora- pidieran una “reforma judicial feminista” el pasado Día de la Mujer, Soria dijo que en la conformación del Poder Judicial hay 56% de mujeres, pero señaló que solo el 31% ocupa cargos altos. “Es una justicia que tiene una deuda pendiente con el género, tenemos que trabajar en eso”, afirmó.

 

Fuente: LA NACION

A %d blogueros les gusta esto: